Log in

LAS CURIOSIDADES DEL ÉCIJA-ALBACETE

Rubén Cruz volvió cargado de regalos.- Algunos familiares de Rubén Cruz se acercaron a Écija para ver al protagonista del encuentro y lo hicieron cargados de regalos, suponemos que para sus dos peques. Es lo que tiene tener a las nietas lejos.

 

 

 

 

El encuentro con viejos amigos.- Rubén Cruz saludó a muchos de los componentes del Écija, donde jugaba el año pasado, y con quienes le vimos hablar cariñosamente. Eso sí, el Écija ha tenido tantos cambios en el mercado de invierno que sobre el terreno de juego coincidió con muy pocos excompañeros.

 

 

 

Calle, en la silla.- El delantero Antonio Calle ocupó la silla que había junto al banquillo en lugar del propio banquillo. Pensaría que estaba mejor al solecito que con sombra. O quizás sabía que era el primer cambio y estaba en la línea de salida.

 

Así no hay quien pueda.- No lo estaba haciendo mal el Écija para ser el colista y recibir al Alba, pero fue encajar el primer gol y muchos aficionados ya estaban increpando a su entrenador. Así no hay quien pueda afrontar con la calma necesaria un encuentro decisivo.

 

 

 

‘Codo con codo’.- El campo del Écija tiene dimensiones tan reducidas que las dos áreas técnicas de los entrenadores estaban a menos de un metro. Así pasó que los vimos en ocasiones dar las instrucciones a sus equipos casi ‘codo con codo’.

 

 

¡Por finnnnnnnnnn!.- Es lo que debió pensar el capitán, Fran Noguerol, cuando vio el segundo tanto de Rubén Cruz que sentenciaba el encuentro. Había tardado demasiado el Alba en anotarlo y Noguerol lo celebró en el suelo y ‘patas arriba’, muy contento.

 

 

Todos querían una foto con Núñez.- Al terminar el partido, Núñez fue a abrazarse con los familiares que habían ido hasta Écija para verle. Pero el caso es que después fue llegando gente y se formó hasta cola para hacerse una foto con él.


 

 

 

 

 

 

¡Qué así no podemos retirarlo!.- Mientras Borja Navarro estaba tendido en el césped y siendo atendido por Bleda, el árbitro les pedía que lo retiraran del terreno de juego, entre los pitidos del público local. Bleda tuvo que explicarle que no podía dejar de realizarle los ejercicios por el gran dolor que padecía el jugador.

 

La ‘cesta’ de la comida.- Desde Telepizza y antes de que la expedición partiera rumbo a Albacete llegó el pedido de la comida para el equipo. Merecida recompensa tras la importante victoria, claro que aunque el resultado hubiera sido otro no iban a dejarles sin comer…