Log in

TRES PUNTAZOS MÁS Y UNA FINAL MENOS (1-2)

El Albacete Balompié conseguía este domingo una importante victoria en otra difícil final, la disputada en el Pedro Escartín, frente a un Guadalajara que no le puso las cosas nada fáciles a los de Luis César; que se adelantó en el minuto 3, con un tanto de Javi López, y que cerca estuvo de empatar en el 89, de penalti, de no ser por la gran intervención de Alberto que detuvo el disparo.

El encuentro comenzaba con una primera ocasión para el Guadalajara que avisaba y se adelantaba en el minuto 3. Después tuvieron alguna ocasión los de Luis César, como en el minuto 16, cuando no llegó Rubén Cruz al rechace de Campos en una jugada a balón parado. Unos minutos antes la afición visitante había  reclamado penalti para el Alba que el colegiado no señaló.

Pero el gol no tardó demasiado en llegar y lo hizo en el 19, golazo del pichichi del equipo y del grupo, Rubén Cruz, que subía tablas al marcador. 

De aquí y hasta el final de la primera parte, gran presión por parte de ambos equipos, con ocasiones repartidas, como el tiro de Indiano pasada la primera hora que detuvo Álvaro Campos.

Con empate a uno se iba el encuentro al descanso. Pero poco tardaron los de Luis César en dar la vuelta al marcador, a los tres minutos de la reanudación Borja Navarro, que este partido fue titular, anotaba el 1-2.

El partido seguía muy disputado y con ocasiones para ambos. En el 57 el colegiado señalaba fuera de juego que no daba por válido el gol de Quique y en el 81 llegaba una de las ocasiones más claras del Alba, cuando el esférico disparado por César Díaz se topaba con el larguero.

Cuando el Albacete defendía el 1-2 y los tres puntos que nos mantienen líderes, el colegiado señaló penalti de Pol Bueso en el área de Alberto que pudo haber supuesto el empate, algo que evitó Alberto con una gran intervención.

El marcador ya no se movería y el Alba sigue siendo el líder del Grupo IV de Segunda B.

El primer cambio por el que optó Luis César fue el de Samu por el que entró Jorge Díaz; también pasó después al banquillo Borja, otro de los protagonistas de la jornada, para dar paso a Moutinho y César Díaz para que entrara Calle.

Cientos de aficionados del Albacete Balompié animaron a los de Luis César desde las gradas del Pedro Escartín y con ellos quisieron festejar la victoria los jugadores tras el pitido final