Log in

EL EMPERADOR CÉSAR NOS HACE MÁS LÍDERES (0-2)

César Díaz, el bombardero de Villamalea, conseguía los dos tantos que daban la victoria al Albacete Balompié este domingo, en el difícil estadio del Arroyo, donde los locales no lo pusieron nada fácil y en un encuentro en el que también tuvo un gran papel el guardameta Alberto, que detuvo las ocasiones del Arroyo. Ambos tantos llegaron en una interesante segunda mitad tras una primera parte con pocas ocasiones.

La importante victoria conseguida por los de Luis César en Arroyo, y van seis consecutivas, nos hace más líderes al haber perdido La Hoya en su cita en Melilla, con lo que el Alba aventaja ya en cinco puntos al conjunto de Lorca.

La nota negativa del partido es la lesión de Israel Bascón. El jugador volvía a una convocatoria, salía desde el banquillo por Borja Navarro en el minuto 65 y caía lesionado en la primera jugada en lo que parece, en una primera valoración, una rotura de ligamento cruzado, que podría tenerle meses de baja, a falta de confirmarlo al realizarse las pruebas médicas.

Por Israel salía Moutinho y poco después lo hacía Calle, que sustituía a Samu. Precisamente Calle protagonizaba otro de los momentos decisivos de la segunda mitad, cuando veía la roja directa en una jugada en el centro del campo, en el minuto 86, y dejaba al Alba con diez. Ya en el descuento, en una jugada al contragolpe y cuando el Arroyo buscaba el empate a la desesperada, César Díaz, que había anotado su primer tanto en el minuto 53, volvía a batir al meta local para hacer el definitivo 0-2 que daba tres valiosos puntos a los hombres de Luis César.

En la primera mitad no hubo demasiadas ocasiones claras, aunque sería el Arroyo el que creó algo más de peligro en el área del Albacete Balompié. Rojas volvía al equipo titular, después de dos partidos ausente -primero por sanción y después por decisión técnica- mientras Carlos se quedaba en el banquillo y Noguerol jugaba como lateral derecho.

Alberto defendió una final más la portería del Alba de forma excepcional y sacó, con el 1-0, y en los últimos minutos, un balón sobre la línea de gol que podría haber supuesto el empate y dar la vuelta al partido.

Jugadores como Berni tuvieron las mejores oportunidades para un Arroyo que atesora buenos números en esta recta final de temporada y que no se lo puso fácil a un Alba que demostró que también sabe ganar sufriendo y que eso lo hace todavía más líder.

La próxima cita, el Domingo de Resurrección con el Melilla, en el Belmonte.