Log in

TRES PUNTOS DE CAMPEONATO

Como los grandes equipos. Controlando el partido y el balón. Con ocasiones y sin grandes sufrimientos. Demostrando la superioridad sobre el rival. Solo faltaron más goles, pero éste equipo está demostrando el porqué de su clasificación. La victoria fue por la mínima, pero más que justa, algo corta y acercándonos al objetivo de ser primeros de grupo. Por cierto, séptima consecutiva.

El equipo en su inicio estuvo formado por Carlos y Pol en laterales, Rojas y Núñez como pareja de centrales, Samu en la derecha y Jorge Díaz en izquierda ocupando las bandas, Mario e Indiano los dos medios centro habituales y arriba el “pichichi” Rubén Cruz en la media punta y César Díaz por delante.

El dominio fue total desde el primer minuto, ante un Melilla con líneas muy separadas y dejando espacios por dentro y por bandas.

Así llegaron las ocasiones, como un mano a mano de César Díaz que tras salvar a Munir golpeó flojo y sacó un defensa bajo palos.

Jorge Díaz en banda izquierda desbordaba a su par una y otra vez y como “un puñal” daba profundidad al equipo. César también era una pesadilla para la defensa norteafricana.

Apunto estuvo Rubén Cruz de anotar el primer gol, tras un mal despeje visitante, pero su remate ajustado al palo izquierdo de Munir es respondido por éste con una gran intervención.

El gol llegaría en una jugada afortunada para los nuestros, pues tras internada y centro de Carlos por banda derecha, David Vázquez desvía la trayectoria del balón descolocando a su guardameta e introduciéndolo en la red, poniendo el 1-0 en el marcador a los 42 minutos de juego.

Y con el gol, el bonito gesto de Carlos, que muestra el capital y la calidad humana de este equipo, al irse al banquillo en busca de la camiseta de su compañero lesionado Israel Bascón, para dedicárselo. Un gran equipo lleva detrás un gran vestuario.

La segunda parte fue de control absoluto del Albacete, con ocasiones para César Díaz, Rubén Cruz, Borja Navarro, … Pero no pudo aumentar la ventaja en el marcador. Incluso en un posible penalty sobre Jorge Díaz, el árbitro no acompañó y sacó tarjeta amarilla por simular al extremo blanco.

El Melilla tampoco agobió en ningún momento. Así el Alba se dedicaba a tocar y tocar, manteniendo el balón y desesperando a los norteafricanos, a los cuales les fue expulsado Mahanan cerca del final, por cortar un ataque por banda de los nuestros.

El público disfrutó y alentó al equipo, como en una jugada en el descuento, donde el Albacete fue capaz de dar 50 pases seguidos durante tres minutos, sin perder la posesión, terminando la jugada en un disparo de César Díaz desviado.

También interviniero Diego Benito, sustituyendo a Indiano, Borja Navarro a Jorge Díaz y Raúl Ruíz a Samu. Todos ellos a un gran nivel, lo cual da señales de optimismo de cara a la eliminatoria de play off, a la cual llegamos con amplio fondo de 'armario'.

Importante victoria que nos mantiene en la buena racha y reafirmando la categoría de campeón que tiene esta plantilla. Directos al objetivo…