Log in

CARA Y CRUZ

El Albacete Balompié se jugará el ascenso con un campeón de Segunda B tras remontar ante el Almería B un 2-0 tras una nefasta primera mitad que arregló en la segunda gracias a los goles de Jorge Díaz (70’) y de Rubén Cruz en el 87’, poco después de errar éste un penalti que ya simplemente se quedará en una mera anécdota tras el 2-2 que le da al Albacete el punto que le hace campeón del Grupo IV de Segunda división B.

Raúl Ruiz, que regresaba al once titular, quiso pronto la pelota y, a los cinco minutos, aprovechó que tenía una autopista por la derecha para internarse y probar al meta almeriense, aunque su tiro, muy flojo, lo atajó con facilidad el meta local.

El Almería B no se vio intimidado por la visita de un líder al que le faltaba sólo un punto para ser campeón y, tras un par de acercamientos, se encaminó hasta la meta de Alberto, logrando adelantarse en el marcador en el minuto 9. Pol Bueso, lateral zurdo del Alba, marcó en su propia portería tras intentar despejar un centro lateral.

El tanto cayó como una losa en las filas blancas, que comenzaron a ceder terreno, circunstancia que aprovecharon Cristóbal, Dani Romera o Hicham para merodear una y otra vez el área de Alberto en peligrosísimos contragolpes. Tanto iba el cántaro a la fuente que al final acabó rompiéndose. El filial almeriense consiguió marcar otra vez, en el minuto 26, gracias a una jugada de Dani Romera, quien puso un balón al punto de penalti que Cristóbal 'agradeció' mandando un obús a las redes de un Alberto que ni vio por donde entraba el esférico.

Luis César Sampedro salió con cara de pocos amigos por el túnel de vestuarios al terminar la primera parte y en el descanso realizó dos cambios sorprendentes. Pol Bueso y Rojas cedieron su puesto a Diego Benito y Calle, provocando una tumultuosa reestructuración del once que surtió efecto. Raúl Ruiz bajó al lateral derecho, Carlos fue desplazado al izquierdo mientras que Mario Ortiz se colocó de central junto a Miguel Núñez. El timón quedó para Indiano y Diego Benito, mientras que César Díaz ocupó el extremo derecho, cediendo su puesto de punta a un Calle que se reivindicó.

La fórmula comenzó a funcionar. César Díaz y Jorge Díaz comenzaron a entrar como puñales por los costados, siendo este último el protagonista de una de las mejores ocasiones, marca de la casa, en la que gracias a su velocidad se plantó dentro del área, donde chutó con fuerza un balón que salió lamiendo el palo de la meta del almeriense Víctor. Fue la antesala del golazo del uruguayo, en el minuto 70. César cedió a Jorge y el extremo soltó un derechazo que se alojó en el fondo de las mallas del Almería B y devolvió ilusión a la ruidosa afición blanca que se desplazó a tierras andaluzas.

El partido se volvió loco. Rubén Cruz estuvo a punto de empatar y poco después Alberto salvaba al conjunto blanco con un paradón a tiro de Valera que acabó en una cesión que el colegiado no dudó en señalar. Alberto, una vez más, se convirtió en el héroe al despejar el libre indirecto.

Seguía insistiendo el cuadro de Luis César Sampedro, que incluso provocó un penalti en el minuto 84', por agarrón a Calle de Bonaque, que vio la segunda amarilla. Pero el lanzamiento desde los once metros de Rubén Cruz lo despejó Víctor. Parecía imposible que el Alba empatara hasta que Calle remató en el 87’ un balón que cayó en pies del máximo goleador, un Rubén que se redimió del fallo marcando el gol que le da al Albacete el CAMPEONATO DEL GRUPO IV DE SEGUNDA DIVISÓN B.