Log in

MATÍAS MARTÍNEZ, DISPUESTO A LLEGAR “HASTA EL FINAL” PARA PROBAR “LA VERDAD”

Matías Martínez ha ofrecido una rueda de prensa acompañado de su abogado.

El exdirector general del Albacete Balompié, Matías Martínez, ha dado hoy una rueda de prensa para explicar su punto de vista sobre el conflicto con el Alba y ha indicado que “estoy tranquilo, aunque dolido por una situación que se podría haber solucionado mucho antes y que lleguemos a este punto. Y estoy dolido por el daño que están haciendo a mi familia”.

Ha lamentado que “nunca han querido negociar conmigo. Yo he dado todas las facilidades del mundo. En noviembre me hubiera ido con el preaviso y me lo hubieran pagado a plazos o como hubieran querido, de hecho el 4 de noviembre retiré la primera demanda para mostrar mi buena intención y lo primero que hacen es que el día 5 me despiden. Después quedé con el presidente –José Miguel Garrido- en Vialia, en teoría para llegar a un acuerdo y en ningún momento sacó el tema ni su intención era llegar a un acuerdo, no sé con qué intención quedó conmigo”, ha explicado.

Así, a preguntas de los medios, ha aseverado que se habría ido por una cantidad que podría ser de 20.000 euros –cifra dada por el periodista que ha formulado la cuestión- en un caso que ahora podría costar al Alba más de 150.000 euros porque “ahora no es una cuestión de dinero, sino de limpiar mi honor, después de lo que han estado difamando sobre mí”, ha incidido. Pero ha apuntado que la intención que tienen es la de no pagar nada y que así lo han demostrado también con los otros dos despedidos, Jesús Arjona y Ana de la Rosa.

“Yo en su día por los seis meses de preaviso me habría ido pero les advertí que si me obligaban a ir a juicio iba a pedirlo todo. Les insistí en que por las buenas era fácil llegar conmigo a un acuerdo, pero por las buenas no es fácil llegar a un acuerdo con esta gente, como se ha visto en otras empresas en las que están”, lamentaba.

Del auto del juez valoraba que “no es que autorice a que me puedan denunciar, sino que dice que como una de las personas que firmó ese documento, que es Francisco Plaza, negó que sea su firma, tienen ocho días para poner esa denuncia, aunque también les advierte de que denunciar en falso tienen consecuencias penales para los que hacen la denuncia. En ese sentido estoy contento y me siento respaldado de que el juez les haya dado ese toque de atención de que la denuncia falsa tiene unas consecuencias penales para quienes lo hagan”.

Y sobre la versión de Francisco Plaza, que negó que la firma fuera suya, y la de Aurelio Milla, que aseguró que rubricó el documento un año después de la fecha que aparece en el mismo, ha precisado que “las firmas son de las personas que firmamos y está firmado en fecha y lugar que indica el documento”.

“Las motivaciones personales de cada uno las tienen que decir ellos; ellos sabrán por qué niega uno la firma que es suya y otro cuenta que se firmó en otro día. Pero el por qué cuentan estas versiones ellos lo sabrán. Yo solamente sé que el documento se firmó cuando pone y por quién pone”, ha apuntado.

“Voy a seguir porque esto ya no es un tema de dinero, hubiera preferido salir bien y cobrar poco, pero algo lógicamente, a todo esto. Esto ya se ha convertido en una cosa de honor porque en el difama que algo queda y en la estrategia que han cogido voy a ir hasta donde tenga que ir porque mi nombre va a quedar limpio, eso lo tengo claro”, apuntaba.

“Rechacé hacer valoraciones en los medios porque estaba el proceso judicial y había que respetarlo, aunque viendo la interpretación que han hecho sobre el auto me veo obligado a salir a defenderme porque hay una campaña de desprestigio contra mí y se está montando un juicio paralelo al que se tiene que celebrar en los juzgados, en un intento de aplazar este juicio social por una demanda de despido”, ha explicado Martíenz, que detallaba que “ahora salgo para que la gente conozca mi versión pero no voy a volver a alimentar el debate, esperaré a que los tribunales sigan su curso y voy a estar el tiempo que haga falta para demostrar que lo que están diciendo es totalmente falso”.

A preguntas de los medios ha explicado que “Aurelio Milla no me ha llamado y antes de la rueda de prensa no lo hizo, de hecho en el juicio me dijo que llamaba a un amigo común, cuando en la rueda de prensa dijo que estaba dolido porque yo no le cogía el teléfono. Después de la rueda de prensa me mandó un mensaje diciéndome que nos teníamos que juntar para arreglar esto, pero yo le pedí a mi abogado que se ponga en contacto con él y le diga que no tengo ganas de hablar con él después de esa rueda de prensa, que si tiene algo que hablar que lo haga con Julio, mi abogado”.

Por su parte, Julio Carrilero, el abogado de Martínez, ha detallado que “el auto que dicta el juez de lo social es normal y tiene que dictarse cuando una parte alega la falsedad de un documento fundamental en el procedimiento”. “Entiendo que en este caso es muy fácil porque se demostrará con una prueba caligráfica, con las falsedades penales del que ha negado la falsedad que entendemos se va a demostrar que no era tal”, valoraba.