Log in

¡POR FIN DEJAMOS LOS CAMPOS DEL INFIERNO!

El Albacete Balompié por fin ha vuelto, esperamos que para siempre, al fútbol profesional, y con ello dejaremos de jugar en los temidos campos del infierno donde la dimensiones o las condiciones del terreno de jugo muchas veces dejaban qué desear. Curiosos campos como el de Sanlúcar, donde nos encontramos con hasta ropa tendida en su interior; o un camión quemado que era lo primero que vieron los jugadores a su llegada a Algeciras. En el estadio del Granada B, los vecinos podían tender la ropa mientras que veían el partido y muchos, como el del Cacereño, nos los encontramos hechos un barrizal. El terreno de juego del Lucena, de césped artificial, se supone que es cinco estrellas y también aún así no estaba en perfectas condiciones. Pero estos campos también nos han dejado atractivas imágenes, como el paso de los flamencos de Doñana sobre alguno de ellos; las vistas a monumentos, como en el Estadio de Écija, o la posibilidad de jugar en un campo de Primera, en el Sánchez Pizjuán, contra el Sevilla B, aunque este año lo haremos también en el del Betis, igualmente de Primera.