Log in

LA RUTA SENDERISTA DE DIPUTACIÓN DESCUBRIÓ BIENSERVIDA

Los participantes disfrutaron de la ruta “La Pileta y el Tejo de Bienservida”

Este sábado, día 28 de marzo, tuvo lugar la séptima de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la II Edición de Rutas de Senderismo. Anteriormente, los participantes visitaron Almansa, Villalgordo de Júcar, Madrigueras, Chinchilla, Alcaraz y Alpera, ahora regresaba a la Sierra de Alcaraz en Bienservida.

La ruta se denominaba “La Pileta y el Tejo de Bienservida”. Con una dificultad técnica media, un recorrido de 15 kilómetros, con un ascenso acumulado 768 metros, descenso acumulado 779 metros y aproximadamente cinco horas de duración.

Tras una pequeña parada en Bienservida para tomar un café, tras los 110 km de viaje desde Albacete, los participantes se dirigieron en autobús en dirección a Villaverde de Guadalimar hasta llegar al Puerto de la Sierra.

Una vez hechas las presentaciones y dadas las explicaciones de lo que iba a consistir la ruta, foto de grupo de los participantes y comenzamos a andar, y a subir, no con mucho desnivel aunque sí con un poquito de barro, ya que  días atrás llovió y hasta nevó.

Íbamos por el carril de la fuente de la Paloma y con la sombra que nos daban los pinos por donde pasábamos, a nuestra derecha podíamos ver unas fantásticas vista del pueblo de Buenservida, con una altitud máxima sobre el nivel del mar es de 893 metros y con el Cerro Vico que la protege de fondo, vistas que nos acompañaron un buen rato.

Un poco más arriba, desde una especie de mirador natural podremos contemplar las primeras vistas sobre el valle del río Turruchel, el puerto del Bellotar y el valle del arroyo de los Avellanares y al fondo la Peña el Cambrón de 1540 metros de altura y frontera entre la provincia de Albacete y la de Jaén, con el parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y al este el Padrón de Bienservida.

Como llevábamos altura y hacía un día espléndido, el recorrido era placentero y precioso, al norte podíamos divisar los campos de Montiel y al sur la sierra de Alcaraz, el parque natural calares del Mundo y de la Sima y parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, seguíamos por pista que en las zonas de umbría quedaba algo de barro pero que al sol estaban en perfecto estado, se podían ver gran cantidad de encinas y robles, algunos rodeados de musgo que con la intensidad de su color verde y también pegados en grandes rocas parecían verdaderos rincones de hadas.

Como estaba totalmente despejado, y aunque fuera de la ruta original, decidimos subir a la caseta de vigilancia de incendios de Bienservida, y menos mal, ya que las vistas desde allí eran más espectaculares todavía, se podía ver hasta Sierra Nevada y, por supuesto, los parques antes mencionados. En la subida pudimos ver gran cantidad de trocos y ramas, y con olor a madera recién cortada, ya que había varios trabajadores de la madera estaban talando pinos, que por esta zona abundan y de vez en cuando hay que sanear y clarear.

Continuamos nuestra ruta en dirección a la fuente la Pileta, una vez allí el Ayuntamiento de Bienservida y la Asociación sendero- gastronómica “El Tejo de Bienservida” nos tenía preparado un almuerzo consistente y con bebida fresca, cosa que es de agradecer, una verdadera gozada en pleno campo, con el sol y con el cañón de la pileta de fondo, una gran mole de roca a la cual nos acercaríamos más tarde.

Una vez repuesto las fuerzas empezamos la subida por senda hacia el Tejo de Bienservida, hubo que hacer dos turnos ya que la senda que lleva hasta el tejo es muy estrecha y con bastante inclinación, y el espacio es más bien reducido. El centenario árbol se conserva en perfecto estado, rodeado por un pedregal complicado de atravesar y con gran frescor bajo sus ramas, ya que es raro que entre un rayo de sol entre ellas.

Una vez hechas la pertinentes fotos de recuerdo nos dirigimos a otro de los puntos más importantes de la ruta, la Pileta (punto más alto del recorrido) por encima de los 1400 metros, en la cual, para nuestra sorpresa, nos pudimos encontrar nieve, en la pequeña poza que formaba la impresionante cascada, más por su altura que por la cantidad de agua que llevaba. Desde aquí descenderemos hacia la fuente de la pileta de nuevo y desde allí, por carril caminaremos rio de la Mesta abajo, observando bonitas estampas que forman el agua, las rocas, los líquenes y las flores. Por el camino nos íbamos encontrando varios cortijos, algunos abandonados y otros en mejor estado, descendemos por el valle hasta el cortijo de Lázaro y pasamos por las inmediaciones del campamento, una zona perfectamente acondicionada para la acampada, y que en verano está a pleno rendimiento.

Ya desde aquí nos desplazamos a la zona de salida, que también era de llegada, donde nos esperaban nuevamente la gente del pueblo con un refrigerio bien de agradecer, nos dimos por bien servidos.

Una vez refrescados y tomado un pequeño aperitivo nos montamos en el autobús para dirigirnos al pueblo de Bienservida donde, tras comer en el Hotel Florida, visitamos después la Cooperativa de Aceite Nuestra Señora de Turruchel.

La siguiente ruta tras la parada por las vacaciones de Semana Santa, será el sábado 11 de Abril en Yeste, una ruta  denominada “PASEO POR LA MICRORRESERVA DEL ARDAL Y TINJARRA” de 19 kilómetros de distancia, de una dificultad media-alta con salida a las 9:00 h. Plaza del Convento de Yeste.

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 17:08