Log in

LA RUTA SENDERISTA DE DIPUTACIÓN RECORRIÓ PEÑAS DE SAN PEDRO

Este sábado, día 16 de mayo, tuvo lugar la duodécima de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la II Edición de Rutas de Senderismo. Tras las anteriores en Almansa, Villalgordo de Júcar, Madrigueras, Chinchilla, Alcaraz, Alpera , Bienservida, Yeste , Fuentealbilla, Pétrola  y Pozo Cañada, ahora el turno era para Peñas de San Pedro.

La ruta se denominaba “Ruta del Sahúco”. Con una dificultad técnica media-baja, un recorrido de 18 kilómetros, y aproximadamente cinco horas de duración.

Comenzaba el día soleado, aunque para nuestra sorpresa con aire y un poco de fresco. Tras ser recibidos por el alcalde de Peñas de San Pedro, Antonio Serrano Aguilar, quien explicó en qué consistiría la ruta y los encantos del municipio de Peñas, foto de grupo de rigor en su emblemática Plaza Mayor frente a su Ayuntamiento.

 Comenzamos ruta una hora antes que en salidas anteriores, para evitar el calor a última hora de la mañana, que para estas fechas suele ser fuerte, salimos a los ocho de la mañana desde la Plaza Mayor de Peñas dirección Sur  hacia a la pedanía de El Sahúco, por el antiguo camino que unía Alcaraz con Peñas, salimos del pueblo por la calle Huerta para coger un camino en buen estado y poco a poco íbamos cogiendo algo de altura. Al poco de salir y desde el mismo camino veríamos una espectacular imagen del pueblo con las torres de Ayuntamiento e iglesia en primer término y destacando ante el resto de construcciones, aunque no con la inmensa peña con el castillo encima de ella, bella estampa.

Nos despedimos del pueblo y continuamos ruta hacia el oeste, mirando hacia nuestra izquierda podemos  comprobar por qué a Peñas se le denominaba la puerta de la Sierra ya que es aquí donde termina la llanura de la Mancha y se divisa la Sierra, lo que queda patente durante todo el recorrido.

Trascurre el camino cómodo entre almendros, cereal verde y monte bajo, lo que hacen un bello contraste, al llegar al kilometro 3,5 y después de pasar el cruce del “El Sargal” (pedanía abandonada, donde se encuentra uno de los nacimientos de agua que hay en el municipio) seguimos un camino que atraviesa el pinar del batanero, llegamos a una zona donde se encuentra una antigua calera, bajo la sobra de los pinos y el Ayuntamiento tuvo a bien deleitarnos con un amplio surtido de sus famosos embutido de Peñas, cosa de agradecer.

Ya cargadas las pilas continuamos ruta, comenzamos  una pequeña subida suave pero continua hasta alcanzar los 1.120 metros de altitud, a los que llegaremos en el km 8.5 aproximadamente, justo donde se encuentra en la “Casa de los Clerios” pedanía abandonada, sobre los años 70, y que todavía mantiene la mayoría de sus casas en pie.

Desde aquí, aunque no estaba previsto, pero con la energía que nos había proporcionado el embutido de Peñas nos dirigimos a subir a la magnífica “Peña del Roble” donde está situado el vértice geodésico más alto del municipio con una altitud de 1.256 metros y en la que se encuentra la popular cueva “de la encantada” sobre la que circulan gran cantidad de historias entre fantasía y realidad, la peña está situada justo a nuestras espaldas.

La verdad es que mereció la pena porque las vista eran espectaculares, destacando la gran mole de piedra del castillo de Peñas al fondo, aunque la peña en si también es impresionante, con una vegetación característica de montaña y con unos cortados poco aconsejables para la gente con vértigo.

Bajamos de la “Peña del Roble”, y continuamos rumbo al El Sahúco, aunque por la zona se pueden ver  ejemplares de cabras montesas y ciervos, no vimos, sí pudimos contemplar  alguna ave rapaz en vuelo.

Al llegar al kilómetro 12 cambiamos de camino, para bordear la Finca de El Sahúco, este último tramo será casi todo llaneando, disfrutamos de las vistas de la sierra baja y de numerosos terreros de cultivo, y así tras cinco horas de caminata y casi sin darnos cuenta, llegaremos a nuestro destino, el Sahúco.

Nos refrescamos en la fuente  famosa por sus ricas y buenas aguas y nos disponemos a visitar el Santuario que alberga al Santísimo Cristo del Sahúco, que la da nombre a la ermita, Cristo al que sacaran en procesión y luego en romería el próximo día 25 de Mayo hacia la iglesia de Peñas. También en el Santuario visítanos una de las joyas de la arquitectura religiosa del municipio: el Camarín del Cristo.

Se trata de una sala de planta octogonal, de delicado estilo rococó dieciochesco, con una rica decoración en rocallas, madera policromada y magníficos dorados. Destinado para albergar la imagen de Cristo Crucificado, todos sus elementos decorativos hacen referencia a su pasión y muerte, a excepción de la lámpara central de bronce en forma de planta de calabaza, que simboliza el principio de la vida.

Se cierra este conjunto artístico con un suelo de mosaico procedente de Manises, que muestra en su centro el nacimiento de la calabaza como símbolo de la vida.

La ruta a pie se da por concluida y nos dirigimos, ahora en bus, de regreso a Peñas de San Pedro, donde visitaremos la Iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza, el templo parroquial que se llamó inicialmente de Santa María de la Mayor Esperanza y Santa Librada Mártir, en honor a la Virgen de la Esperanza y a Santa Librada, cuyo martirio en la cruz está representado en la cúpula.

Este hermoso templo de gran volumen y belleza se empezó a edificar a inicios del siglo XVIII.

Después visitaremos la Colección Museográfica Parroquial que constituye, en fin, uno de los conjuntos artísticos de más interés en la provincia de Albacete e invita a una visita sosegada.

Tras haber  dado cuenta de los exquisitos manjares con que cuenta la comida de Peñas de San Pedro, nos dirigiremos a visitar el castillo de Peñas de San Pedro considerado uno de los enclaves defensivos más importantes de laprovincia, y que desde muchísimos puntos de esta se puede identificar.

Actualmente el castillo, en fase de restauración, cuenta con un fácil acceso hasta su meseta desde donde, además de contemplar “in situ” vestigios de la historia de Peñas de San Pedro, se puede  disfrutar de magníficas vistas panorámicas tanto de la llanura de Albacete como de las primeras estribaciones de la sierra.

Para concluir esta magnífica ruta nos dirigimos a una fábrica de embutido donde se elabora el embutido típico de “Peñas de San Pedro”, para llevarnos un recuerdo de este fantástico manjar, y ya de regreso a Albacete.

La próxima ruta será el sábado 23 de mayo en Casas de Ves, una ruta  denominada “Ruta Cañada de la Encarnación” una ruta circular de 17, 5 kilómetros de distancia, de una dificultad media-baja y con salida a las ocho de la mañana desde el Trinquete viejo (junto a la iglesia) de Casas de Ves.

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 17:08