Log in

Tradición y naturaleza en la XIII Ruta Provincial de senderismo organizada por la Diputación, en Casas de Ves

Este sábado, día 23 de mayo, tuvo lugar la decimotercera  de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la II Edición de Rutas de Senderismo. Tras las anteriores en Almansa, Villalgordo de Júcar, Madrigueras, Chinchilla, Alcaraz, Alpera , Bienservida, Yeste , Fuentealbilla, Pétrola, Pozo Cañada y Peñas de San Pedro, ahora los senderistas regresaban a la Manchuela y lo hacían en Casas de Ves.

La ruta se denominaba “Ruta Cañada de la Encarnación”. Una ruta circular con una dificultad técnica media-baja, un recorrido de 17,5 kilómetros, y aproximadamente cinco horas de duración.

Comenzaba la ruta con el saludo de bienvenida del alcalde de Casas de Ves,  Antonio Valiente Sánchez, quien nos explicaba en qué consistiría la ruta y los lugares a visitar. Después, foto de grupo en la puerta de la iglesia de Santa Quiteria, la cual visitaríamos su interior al regreso de la ruta, y sobre las ocho de la mañana comenzamos a andar por las calles del pueblo para salir del casco urbano dirección noreste del término de Casas de Ves, lo hacemos por el camino viejo de La Encarnación, entre pinos, con una leve bajada vemos el Complejo Turístico “La Fuente” y el Cerro Palancho, donde se extraía manualmente yeso de excelente calidad.

Continuamos ruta entre campos de cultivo como olivos, viñas, cereales y almendros en dirección a la Finca “Ranchos de Campiñana, con una enorme entrada, que tras atravesarla podemos observar una serie de lagos artificiales, que se abastecen de las aguas sobrantes de la acequia que pasa a su alrededor, con abundante vegetación y gran cantidad de aves, un precioso paraje digno de visitar.

Bordeamos la laguna y seguimos por la cuesta de la Fuente de La Alberca,  manantial que suministraba al agua a las familias que vivían en fincas colindantes, con una subida de un kilómetro y tras una fuerte pendiente llegamos a las “Salinas de Lázaro”, manantial de agua salada, que antiguamente se sacaba sal para consumo humano hasta el año 1969 y ahora, tras su restauración en el año 1982, creándose una pequeña balsa para tomar baños terapéuticos de sal, ya que a sus aguas tienen propiedades mineromedicinales y se utilizan para tratamientos de afecciones musculares, dermatológicas y reumáticas que junto a las arcillas del terreno para el acné y otros problemas de la piel.

Junto a la fuente hay un vestuario con una sala amplia con bancos en su interior donde aprovechamos para almorzar y descansar un rato, además de probar los dulces de la zona que muy gustosamente el Ayuntamiento tuvo a bien invitar.

Después nos dirigimos entre el monte de pinos carrascos hacia el paraje Corral Viejo y Puntal Blanco. Continuamos ruta entre viñas, algunas con más de cuarenta años, y almendros  hacia la Ermita de la Encarnación, lugar de culto y romería el primer lunes de Pascua, dentro de la Fiestas Tradicionales de la localidad, aprovechamos la sombra y los bancos que hay alrededor para descansar un poco.

Tras cruzar el prado y puente alcanzamos la Fuente de la Salaboreja, también conocida por Fuente de las Lombrices, ya que se les atribuye a su aguas un uso curativo para la enfermedad intestinal que provocan estos parásitos dentro del organismo, de hecho, la propiedad mineromedicinal de sus aguas, obtuvieron la medalla de broce en la exposición Universal de Barcelona celebrada en 1988.

 Seguimos  el camino y nos dirigimos por la puentecilla a la Rambla de las Carrascas, entre pinos piñoneros hacia la Cañada o Loancho, donde se puede observar, al fondo, la Cruz de las Cien Ave Marías y un poco más adelante  por el camino del Cerro Palancho nos dirigimos al abrevador, con su vieja bodega y fabrica de alcohol, con una gran chimenea quebrada por un rayo, giramos a la izquierda y llegaremos al complejo Turístico “La Fuente” donde hay un precioso hotel y un camping muy bien acondicionado, de propiedad municipal y donde los que lo regentan nos habían preparado un aperitivo. Aquí también se encuentra el antiguo lavadero municipal.

Ya solo nos quedaba una breve ascensión por el Pozo Bueno y cuevas de champiñón, para llegar a la población de Casas de Ves y visitar la Cooperativa del Campo Virgen de la Encarnación donde aparte de bodega también tienen secaderos para cereal.

Tocaba después disfrutar de la comida y visitar la iglesia parroquial de Santa Quiteria, uno de los templos barrocos más importantes de la comarca, donde destacan sus pinturas interiores y retablos churriguerescos.

La próxima ruta será el domingo 31 de mayo en Jorquera, una ruta  denominada “Ruta del Llano a la Hoz del Júcar(camino de las huertas)” una ruta circular de 18 kilómetros de distancia, de una dificultad baja y con salida a las ocho de la mañana desde el Paraje “Casa Trujillo” a (2 Kilómetros. de Jorquera.

Modificado por última vez enJueves, 29 Octubre 2015 17:08