Log in

VICTORIA DE ENSUEÑO DEL ALBACETE BASKET (69-74)

Victoria de ensueño en un precioso marco. El pabellón Antonio Díaz-Miguel fue una olla a presión para arropar a los suyos. La afición había venido calentando el encuentro mediante las redes sociales durante toda la semana y el movimiento funcionó. La actitud y la caballerosidad de la afición alcazareña fue la primera protagonista a destacar del partido de esta tarde.
 
Albacete Basket puede decirse con toda justicia que realizó un partidazo de principio a fin. Mantuvo la concentración en todo momento y ya desde la primera manga demostró que iba a mandar. Al primer receso Griffin Reilly ya demostraba que estaba enchufado e iba a ayudar al equipo de manera importante con momentos de buen acierto anotador. El tanteador a ese momento era de 15-17.
 
La defensa de los verdes funcionaba bien. Uge como siempre entregado a la causa y un Ferry correcto aunque no aportara la anotación a la que tiene acostumbrada a la parroquia. En el segundo cuarto Arthorn Gudmundsson acertaba con tiros en momentos clave y la diferencia crecía aunque no llegara a romper el partido en ningún momento. 36-42 en el electrónico resultaba un tanteador alentador pero para nada definitivo.
 
Nada más reanudarse el encuentro tras el descanso, a los pocos segundos del tercer cuarto el colegiado, Sr. Oliva sufría una extensión en el abductor y tenía que detener el partido. El inesperado parón de cinco minutos que los árbitros decidieron establecer para esperar y decidir si el partido podía continuar pudo haber afectado al equipo. Pero si lo hizo fue de manera positiva. Porque finalmente, y al reanudarse el encuentro, los hombres de Alfredo Gálvez realizaron sus mejores minutos de baloncesto.
 
Massine muy trabajador aunque quizá sin el brillo que puede aportar. Atrapó rebotes, puso tapones, defendió y peleó en ataque. Giorvis Elias penetrando a canasta con su habitual potencia y calidad y Griffin (4 de 5 en triples) llevaban la máxima diferencia al electrónico. Fue de 12 puntos, pero el partido no estaba ni mucho menos muerto.
 
Porque Alcazar es un equipo mucho mas importante de lo que dice la clasificación. El trabajo de Rafa Sanz es notorio. La mejoría en el juego de los rojillos en comparación con el partido de ida fue de hecho abismal.
 
En el último periodo y para intentar paliar la diferencia que Albacete habia cobrado Peter Marcic asumió con responsabildad el tiro para su equipo. El acierto exterior de los alcazareños reducía hasta a 4 puntos la ventaja Albaceteña hasta en dos ocasiones. Entonces fue Elías quien puso la tranquilidad con dos grandes canastas bajo tabla.
 
Mbaye, el mejor jugador de los rojillos de largo. también acertó desde el 6´75. Alcazar, a pocos segundos del final se colocaba a un punto. No le quedaba mas remedio al equipo ciudadrealeño que hacer faltas rápidas sobre los hombres de Gálvez. Diego Fox acertaba sus dos lanzamientos. En la siguiente jugada un triple de Castellanos volvía a reducir la distancia y con sólo tres segundos por jugar cometían falta sobre Griffin Reilly. Su acierto desde el 4´60 devolvìa la definitiva ventaja de 5 a Albacete Basket.
 
Los hombres de verde suman con esta su séptima victoria consecutiva. Su candidatura a los playoffs ya es mas que firme y serìa suficiente con mantener inexpugnable el pabellón del parque para ver a los de Gálvez dentro de la liguilla de ascenso. La situación supera la mejor de las expectativas que cualquiera pudiera haberse hecho a principios de temporada, y se basa en un sólido grupo de jugadores que funcionan sobre todo cuando sorprenden, como bloque, partido tras partido.