Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 162

Log in

EL ALBACETE BASKET PIERDE UN PARTIDO MUY IGUALADO (77-76)

Alcázar y Albacete Basket se repartieron el tiempo de juego sobre la cancha del Antonio Díaz Miguel en un partido en que a los verdes les costó coger el ritmo dejando que los locales se fueran en la primera parte a ventajas entorno a los diez puntos para remontar y jugar de forma muy seria en la reanudación cediendo la victoria exclusivamente en la última posesión de Alcázar en que un buen Carlos Calvo impidió que la victoria viajase a tierras albaceteñas.
 
Albacete Basket no encontró en la primera parte a sus hombres interiores, ni gozó de excesivo acierto en el tiro exterior. Ferry y Slawson, sin embargo, en algunas acciones iban manteniendo vivos a los de Gálvez. Pero la selección de tiro en el cuadro ciudarrealeño era mucho mejor y Elías, viejo conocido de la afición albacetense llegó a colocar desde el 6´75 un 20-9 bastante tranquilizador para sus intereses en el primer cuarto. Al final de éste, un par de buenas defensas y el acierto de tres de Fox mantuvieron con vida a Albacete Basket.
 
Pero la segunda manga empezaba con un Molina que no mostraba piedad desde el triple mientras los verdes seguían careciendo de practicamente ningún acierto. Slawson y Vilches acercaban algo a los suyos pero el tiro exterior seguía siendo de los rojos que así mantenían su cómoda distancia. Alcázar, además, colocó el listón de la intensidad en defensa muy alto. Al descanso, 40-29.
 
Quizá para entonces pocos esperaban que tras el receso los de Gálvez salieran mandando y de que manera llegando a remontar el partido. Ferry empezó a afinar la puntería en su muñeca y, viendo que el acierto desde fuera no era muy elevado, dio un auténtico recital de como irse para dentro y anotar. Al descanso el de Wisconsin llevaba 6 puntos, al final del tercer cuarto 19, con lo que está todo dicho. El parcial para los de Gálvez de 19-24 en la tercera manga.
 
RJ comenzó el último periodo anotando desde el 4.60 y acercando un poco mas a los suyos. Iba a costar pero el rendimiento de los de Gálvez en la segunda parte no tuvo nada que ver con el de la primera. Periodo de cambios de ventaja en el marcador y posesiones algo alocadas por parte de ambos equipos. El trabajo albaceteño dio frutos y llegó a verse tres arriba. 
 
El desenlace propio de la peor de las pesadillas. 6 segundos de posesión para los verdes y Slawson recibe, hace un reverso y se cuela hasta la cocina poniendo a los suyos uno arriba. 75.76. 
 
Dos segundos de posesión no parecía demasiado tiempo como para que Alcázar pudiera llevarse el partido, pero una entrada sorprendentemente limpia de su base, Carlos Calvo, daba la vuelta al electrónico y dictaba sentencia. Euforia desmedida en el Díaz Miguel con invasión de campo incluida y un partido que en justicia pudo llevarse cualquiera de los dos, pasa a convertirse en una victoria más en el casillero de un Alcázar Basket que cada vez apunta más a candidato serio a playoffs.