Log in

PREVIA COVIBAR RIVAS-ALBACETE BASKET

Turno de visitante de nuevo para Albacete Basket que afronta los cuatro últimos partidos de su liga regular asentado sólidamente en los puestos que otorgan derecho a la liguilla de ascenso y que tendrá que certificar esta condición pasando primero por la cancha de un siempre difícil Covibar Rivas inmerso de lleno en la lucha por la permanencia.

Los madrileños llegan a final de temporada en situación de grave necesidad. Para lograr su objetivo y seguir siendo equipo de Liga EBA la temporada venidera están obligados a hacerse con la victoria en al menos tres de los cuatro encuentros que les quedan por jugar. Esta circunstancia, añadida al hecho de que tradicionalmente Rivas no ha sido un rival propicio para Albacete Basket (hasta el momento los verdes no han conseguido victoria alguna en el feudo del Cerro del Telégrafo) da idea de lo duro del choque que los hombres de Alfredo Gálvez disputarán mañana sábado a partir de las 19.30.

Rivas llega al partido no obstante su situación en la tabla en buena dinámica tras conseguir dos victorias consecutivas que les han hecho recuperar las esperanzas por la permanencia tras doblegar a domicilio a Eurocolegio Casvi y a Pozuelo.

Recuperando buenas sensaciones, Rivas basa su juego en el uso abundante de bloqueos y el juego con postes versátiles capaces de jugar dentro y de salir al exterior. Javi Soto, ala-pivot,  posiblemente el mejor jugador dentro del bloque homogéneo de Rivas es el ejemplo claro y junto a Ajero, otro buen interior, protagonizará una interesante lucha en la zona con Dragan Sekeljia y RJ Slawson.

En la creación de juego destaca Carpio, base que llega al último tramo de la competición en buen estado de forma. En el juego exterior Pablo Jiménez es un buen tirador. Zamora une a esta misma condición la capacidad de hacer jugar a su equipo.

Una victoria de los albacetenses en Rivas podría poner tierra de por medio con los perseguidores del grupo de equipos que hoy tendrían derecho a jugar los playoffs. Euroconsult Alcobendas, que se medirá a Náutico en las islas querrá apurar sus posibilidades y el duelo directo entre Alcázar y Quintanar dejará a uno de los dos equipos manchegos herido mientras que reforzará a otro en la pelea por la tercera plaza.