Log in

EL ALBACETE BASKET CAYÓ EN LA TRAMPA (76-70)

Se había encargado durante la semana Alfredo Gálvez de insistir en la condición de “partido trampa” del disputado en el Cerro del Telégrafo de Rivas Vaciamadrid ante el equipo local.

El madrileño pabellón se resiste y en los tres años de existencia de Albacete Basket todavía los verdes no han conseguido saborear la victoria en esta localidad. En el que parecía a priori un duelo desigual, dadas las distintas aspiraciones de los dos conjuntos litigantes se rompió precisamente la racha de siete victorias consecutivas que los manchegos habían conseguido acumular.

El partido empezó con Rivas colocándose en cabeza por la vía rápida con un parcial de 10-0 liderados por Mulas y González. Ferry, a la postre el mejor hombre de los manchegos, abrió el electrónico para Albacete. Jamar asistiendo a Dragan y a RJ al poste intentaba reducir ventaja, pero Carlos Jimenez, de tres volvía a poner los 10 puntos por ventaja local en un partido en el que el citado Slawson no iba a tener precisamente el día. Se cargó de personales muy pronto y no pudo aportar al equipo como en el suele ser habitual. Se le echó de menos. Iñigo intentó echarse el equipo a las espaldas al final del primer periodo, pero ya se veía que era un día en que nada iba a salir a derechas para los de Gálvez.

Nada mas comenzar la segunda manga Slawson acumulaba su tercera falta y hubo de sentarse habiendo aportado tan sólo dos puntos hasta el momento. Una buena entrada a canasta de Gray que objeto de falta completaba su 2+1 parecía poner a tiro de piedra a Rivas y poder cambiar el signo del partido.(20-16). Sin embargo,  cada vez que Albacete Basket se acercó en el marcador a los locales se mostró trémulo y dubitativo. Intermitente, no terminó jamás de poder competir el encuentro. Carpio y González volvieron a poner la diferencia en más de diez puntos y Soto abría todavía más la brecha. (30-16).

La historia se iba a repetir antes del descanso. Reacción manchega con tres posesiones consecutivas anotadas por Blázquez, Ferry y Briscoe para volver a acercarles en el marcador. Tras otro arreón, protagonizado por Ferry con dos tiros libres y un triple para terminar el cuarto, Albacete conseguía ponerse a cinco puntos al descanso y con más opciones de pelear el partido las que su juego en realidad les hacía merecer.

Ferry fue el hombre del tercer cuarto. Y toda posibilidad de victoria pasaba por sus manos en una manga en que todo lo que intentó veía aro. Suyos fueron 13 puntos nada más que en parcial del cuarto. Un triple del de Wisconsin llegó a poner a su equipo a tiro de una posesión.

Sin embargo, definitivamente no era el día de RJ Slawson que otra vez demasiado pronto cometía la que era ya su cuarta falta personal. En ataque y algo extraña, pero de nuevo le obligaba a sentarse en el que fue su peor partido en mucho tiempo. Con un Sekeljia no demasiado inspirado y la pelea y entrega en el interior de Iñigo Remón e incluso Juan Carlos Vilches, Andrew seguía anotando y una vez más cobrar opciones colocaba el 50-46 para comenzar los  últimos 10 minutos con ese tanteador.

Y una vez más Rivas se escapó a 10 puntos merced a la buena actuación de Soto y González. RJ volvió a pista y de nuevo en una extraña y rigurosa acción en ataque a los pocos minutos era definitivamente eliminado. Sin embargo y por n-sima ocasión Albacete se iba a acercar; tanto como para ponerse a algo menos de cuatro minutos por jugarse tan sólo dos abajo con mate de Sekelja. Forzaba ésta situación el tiempo muerto pedido por Rubio, entrenador local, que aleccionó a los suyos. Y reaccionaron una vez más, ésta la definitiva:  Carpio y González desde el tiro libre hacían esfumarse las posibilidades de remontada de un Albacete Basket que estuvo por debajo en el marcador durante todo el partido y no supo hacer honor en el día de hoy a la plaza que ocupa en la clasificación.

Los manchegos conservan sin embargo intactas a pesar de la derrota y del mal día sus opciones de jugar los playoffs, que ahora pasarán por hacer fuerte el Pabellón del Parque en los dos encuentros que le quedan por albergar. El próximo, ante Pozuelo el domingo para intentar certificar el derecho a disputar las eliminatorias de ascenso.