Log in

DENUNCIAN QUE UN GRUPO ULTRACATÓLICO REPARTE GUÍAS HOMÓFOBAS EN COLEGIOS DE LA REGIÓN

  • Publicado en Albacete

El grupo ultracatólico Hazte Oír ha enviado 100.000 guías (folletos formato cuartilla, de 41 páginas), a centros escolares de toda España, incluidos los de CLM. Las guías van dirigidas a madres, padres y personal educativo. La ilustración que aparece en la portada muestra a un niño y a una niña haciendo el saludo fascista ante una bandera arcoíris dibujada en la pared.El grupo ultracatólico Hazte Oír ha enviado 100.000 guías (folletos formato cuartilla, de 41 páginas), a centros escolares de toda España, incluidos los de CLM. Las guías van dirigidas a madres, padres y personal educativo. La ilustración que aparece en la portada muestra a un niño y a una niña haciendo el saludo fascista ante una bandera arcoíris dibujada en la pared.

Hazte Oír presenta esta guía con el titulo "¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual". Así llama este grupo a las normas que diferentes comunidades han aprobado con el objetivo de evitar la discriminación al colectivo LGTBIQ, promover su protección e introducir la diversidad afectivo sexual en las aulas.

Para ello utiliza argumentos homófobos, asegurando que el contenido de estas normas evidencian "su carácter promocional de la homosexualidad", porque "facilita y premia la conversión de individuos en homosexuales" mientras "se niega y castiga la posibilidad en sentido inverso". Esta guía afirma que estas leyes son una forma "de adoctrinamiento ideológico", que buscan "imponer en la sociedad la ideología de género con el pretexto de la no discriminación".

Todo el texto está plagado de referencias, entre líneas, que apuntan a que las leyes LGTBIQ suponen un atentado o ataque contra las personas heterosexuales. Además, le indigna especialmente que la educación afectivo sexual se introduzca en las aulas porque supone "la normalización de los distintos modelos de familias, como manera de asegurar y reforzar el proceso de adoctrinamiento de los menores". En la guía se indican una serie de libros que fomentan el respeto a la orientación sexual e identidad de género, que según este grupo, desorientan a los niños al imponerles la diversidad sexual.

Desde STE-CLM denuncian "que la discriminación es una violación a los derechos humanos, por cuanto niega la igualdad de derechos y deberes a las personas solo por ser distintas. Cuando la discriminación se basa en razones de orientación sexual (homofobia) o de identidad de género (transfobia), se violentan también los derechos sexuales y reproductivos, problemática que daña la dignidad de los seres humanos".

Ningún tipo de discriminación arbitraria puede ser aceptada, en particular cuando se origina, en este caso, por motivos de género u orientación sexual.

Es posible identificar frentes, como la plataforma HAZTE OIR, que se han retroalimentado con sus respectivas sociedades para promover de manera clara o difusa la discriminación.

La discriminación en centros educativos, o en cualquier otro espacio educacional, es una realidad que puede afectar de manera directa a profesorado y alumnado que se identifican como homosexuales o transexuales. La invisibilidad del tema en los contenidos referentes a los derechos humanos o la sexualidad, es también un acto de discriminación. El bullying homofóbico o transfóbico y la discriminación pueden expresarse en violencia física o verbal hacia estudiantes o docentes.
Desde STE-CLM han querido incidir en necesidad de una educación en la diversidad y la convivencia.

Educar en la diversidad es generar los espacios y debates necesarios para que las personas conozcan su entorno y respeten los derechos humanos de todas y todos, sin discriminaciones de ningún tipo, aspectos esenciales para contribuir a la igualdad y al desarrollo integral de las sociedades y las personas.

El objetivo último de la educación para la convivencia es promover unas buenas relaciones sociales entre todos los miembros de la comunidad educativa, lo cual requiere, primero, educar en valores fundamentales de ciudadanía, respeto, justicia, tolerancia, solidaridad y compromiso con el bien común; en segundo lugar, favorecer el desarrollo socioafectivo y el conocimiento de los otros, afrontando el reto de enseñar y aprender a vivir consigo mismo y con los demás.

Desde STE-CLM reconocemos la necesidad de impartir en los centros educativos una educación afectivo-sexual y con ello se prevenir conductas que atenten contra la dignidad y el respeto a lo diferente. Es por esto que exigimos a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de CLM que comience a implantar en los centros educativos la tarea de sensibilizar en torno a los valores propios de la convivencia y evitar las conductas que pueden perturbarla, de prevenir la aparición de conflictos, identificar y detectar posibles situaciones que atenten contra la dignidad de las personas, e intervenir para fomentar un mejor clima de centro y unas buenas relaciones interpersonales. La mejora de la convivencia permite que sea posible el logro de la finalidad de los centros educativos, el éxito escolar para todos y para todas.

La Educación Afectiva y Sexual representa un aspecto de gran importancia en la formación integral de niños y niñas, porque más allá del conocimiento puramente biológico: explica procesos trascendentales como la construcción de la identidad de género o las relaciones afectivas en el ámbito de nuestra cultura. Este tipo de educación es hoy una demanda social, basada en el derecho de los niños, las niñas y adolescentes a ser educados sobre en un tema tan fundamental como es la afectividad.

Además, esta educación debe ser rigurosa, objetiva y completa a nivel biológico, psíquico, social y emocional, entendiendo la sexualidad como una dimensión más del ser humano. Si por el contrario nos limitamos a hacer una educación sexual centrada en lo exclusivamente biológico, estaremos negando la posibilidad de construir una personalidad sana y de transformar aquellas ideas que, en muchos casos, están cargadas de prejuicios e impregnadas de estereotipos sexistas.

Por ello, STE-CLM exige a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes que actúe para que en los centros no se divulgue esta guía, y le recordamos al Gobierno de CLM que para construir una sociedad en la que hombres y mujeres podamos convivir en igualdad y sin discriminaciones, es imprescindible proporcionar al alumnado una educación afectiva y sexual de calidad, puesto que la ausencia de esta impedirá transformar las bases sociales para favorecer la construcción de una sociedad más democrática. Entendiendo que la diversidad es la base para una vida feliz, personas diversas serán personas felices; familias diversas son familias felices.