Log in

APECA RECUERDA A LOS COMPRADORES DE VIVIENDA LA OBLIGATORIEDAD DEL AVAL BANCARIO

  • Publicado en Albacete

La pasada semana se publicaba en los medios de comunicación la noticia de que un hombre de 38 años era detenido por recibir pagos a cuenta de viviendas que no iba a construir. El presunto estafador, que ya tenía antecedentes penales por lo mismo, se hacía pasar por promotor de un edificio de 75 viviendas en la calle Alcalde Conangla y mostraba a los compradores un falso documento notarial que lo acreditaba como dueño del solar y de otro que supuestamente le daba solvencia frente a las cantidades entregadas por los compradores para reservar viviendas.

La Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de Albacete, APECA, integrada en FEDA y presidida por Bienvenido Rosa Torres, recuerda a los compradores de vivienda nueva que desde 1968 es obligatorio que todos los anticipos entregados antes de recibir la vivienda sean ingresados en una cuenta bancaria especial y avalada por la entidad depositaria. No basta con que el vendedor diga que tiene el aval o que lo enseñe sino que el comprador, a los pocos días de ingresar el anticipo, debe recibir físicamente el aval donde figura su nombre como avalado y la cantidad avalada. Si antes de entregar una cantidad el comprador tiene dudas y quiere garantizarse que va a recibir el aval, puede incluso preguntar antes en la entidad bancaria si realmente existe esa línea de avales abierta. Si un vendedor no es claro en esto o no entrega los avales, lo mejor es no perder el tiempo porque ese comportamiento no es de fiar.

Una advertencia y aviso que APECA hace toda vez que ha tenido conocimiento de la detención de un hombre de 38 años por recibir pagos a cuenta de viviendas que no iba a construir. El presunto estafador, que ya tenía antecedentes penales por lo mismo, se hacía pasar por promotor de un edificio de 75 viviendas en la calle Alcalde Conangla y mostraba a los compradores un falso documento notarial que lo acreditaba como dueño del solar y de otro que supuestamente le daba solvencia frente a las cantidades entregadas por los compradores para reservar viviendas.

Asimismo, desde la APECA se recuerda que en relación a la reserva de viviendas, el documento de reserva debe contener todos los documentos propios de una compraventa: los planos de la vivienda y los anejos, la memoria de calidades e incluso las cláusulas del futuro contrato de compraventa con la forma de pago.

 

 

 

 

Un documento de reserva es en realidad un contrato de arras en el que el comprador se compromete a firmar un contrato privado de compraventa futuro cuando el vendedor obtenga la licencia de obras. Puesto que perdería las arras si llegado el momento no firmara, lo mínimo es que el comprador tenga todos los detalles de aquello que se está obligando a firmar en el futuro o estará firmando un cheque en blanco.

 

Un denominador común en este tipo de estafas es también el precio de las viviendas, que suele ser sospechosamente bajo en relación a los precios de mercado, al igual que en otro tipo de timos.

 

APECA recomienda acudir a la Inspección de Consumo cuando detectemos este tipo de incumplimientos, pues el silencio nos puede convertir en cómplices.