Log in

En Albacete se han dado más de 50 avisos para recuperar aves amenazadas

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha recibido, desde enero y hasta el mes de julio, un total de 603 avisos para la recogida de animales incluidos en el catálogo de especies amenazadas de la región, una cifra significativa dado que en todo el año 2016 se recibieron 786.
 
La mayoría de estos animales, en gran medida aves rapaces diurnas y nocturnas o cigüeñas, son ejemplares vivos o heridos que han sido trasladados por los agentes medioambientales a los centros de recuperación de fauna amenazada existentes en cada una de las provincias.
 
En estas instalaciones, se atiende a cualquier especie protegida que se encuentre imposibilitada para continuar su actividad en su hábitat natural para, una vez diagnosticada y tratada, se pueda reintroducir en su medio natural en las mejores condiciones.
 
En lo que llevamos de año, la provincia de Toledo ha sido la que mayor número de llamadas ha registrado, 300, casi el 50 por ciento del total; seguida de Cuenca, con 106; Ciudad Real con 73; Guadalajara con 66, y la provincia de Albacete con un total de 58 avisos.
 
Actualmente, en Castilla-La Mancha hay un catálogo de especies amenazadas con aproximadamente 370 diferentes de fauna y un total de doce planes de conservación aprobados por el Gobierno regional para diferentes especies amenazadas, siete de flora y seis de fauna en Castilla-La Mancha. Entre los animales incluidos en estos planes individuales, además del lince, se localizan otras especies protegidas como el águila imperial ibérica, el águila perdicera, la cigüeña y el buitre negros o la malvasía cabeciblanca, un ave acuática que se encuentra catalogada en peligro de extinción en la región.
 
La Ley de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha establece la necesidad de poner en práctica planes de conservación para las especies de fauna y flora silvestres que se encuentren amenazadas, con el objetivo de garantizar su protección, conservación, así como de los ecosistemas y de las áreas necesarias para ello.
 
En caso de encontrarse con algún ejemplar adulto o cría perteneciente a las especies amenazadas existentes en Castilla-La Mancha, se pueden comunicar con el 112 informando de su estado para que la Administración se haga cargo de ellos.