Log in

Ganemos lamenta el retraso en la licitación del contrato de parques y jardines

  • Publicado en Albacete

Aunque con dos años de retraso achacables a la falta de diligencia del equipo de gobierno del PP, al que todo se le atasca, el grupo municipal Ganemos Albacete celebra que por fin se vaya a aprobar el pliego de condiciones para licitar el nuevo contrato de limpieza y mantenimiento de parques y jardines, que afecta a la ciudad, pedanías y espacios naturales.

La ciudadanía tiene que saber que esta desidia del gobierno del PP ha obligado al Ayuntamiento a acogerse desde julio de 2015 a la prórroga extraordinaria del contrato, lo que ha supuesto pagar mes a mes el servicio mediante el reconocimiento de facturas, una forma de proceder que no es ilegal pero que debería ser excepcional.

Y con el fin de corregir esta situación irregular, desde el inicio del mandato (junio 2015) Ganemos insistió en la necesidad de hacer la nueva licitación, si bien no fue hasta octubre de 2016 cuando el PP nos facilitó un borrador del pliego para hacer propuestas.

Del pliego que mañana se lleva a la Comisión Informativa valoramos positivamente que a raíz del recurso que Ganemos planteó al nuevo contrato de las basuras, no se haya incurrido en el mismo error y la duración del contrato de parques y jardines se limite a 4 años más dos prorrogable, evitando así hipotecar y condicionar a futuras corporaciones municipales.

Ganemos Albacete lamenta sin embargo que con lo que ha costado sacar adelante el pliego no se hayan incluido más propuestas de las que este grupo presentó y que entendemos que hubieran contribuido a mejorarlo.

Una de ellas planteaba la sustitución del césped natural en diferentes zonas, apostando por mantener las cubiertas vegetales con especies que no sean tan exigentes en consumo de agua ni en mano de obra que encarece el servicio, como por ejemplo especies tapizantes, masas arbustivas autóctonas aromáticas, cortezas vegetales, gravas o áridos naturales… pero siempre pensando en soluciones que mantengan los sumideros de CO2, algo que no ocurre si se opta por césped artificial.

La flor de temporada exige, al igual que el césped, muchas horas de cuidado y mucha agua, por lo que su progresiva sustitución por otras plantas también debería contemplarse. También estamos en contra de que la limpieza de hierbas se haga con herbicidas con base en glifosato, ya que es conocido su potencial cancerígeno y creemos que hay sustitutivos convencionales que garantizan los mismos efectos sobre la vegetación pero que no tiene riesgos para las personas.

Elaborar un catálogo de árboles singulares; que la iluminación sea con luz cálida para reducir insectos, o empezar a utilizar de manera progresiva fertilizantes y productos fitosanitarios ecológicos son propuestas de Ganemos Albacete que se han incluido y que vemos favorable.

Cláusulas sociales

Ganemos también aplaude que por insistencia de este grupo se hayan mejorado las cláusulas sociales que normalmente el PP se resiste a introducir en los pliegos de condiciones, y que afectan a cuestiones tan importante como las condiciones de los trabajadores y trabajadoras; la igualdad entre hombres y mujeres dentro de la empresa que resulte adjudicataria; la conciliación de vida personal y laboral; prevención del acoso; plan de salud y riesgos laborales; la inclusión de personas con dificultades de inserción laboral, etc.

Tal es así que incluso se contempla que el incumplimiento de este tipo de cláusulas pueda penalizarse con sanciones de tipo económico, y en el caso de que se haga de forma reiterada se contempla incluso la rescisión del contrato.

También advertimos en su momento de que, dado que la plantilla es mayoritariamente masculina, se introdujera algún mecanismo corrector para que las nuevas contrataciones sean de mujeres para tender a conseguir la igualdad.

Echamos de menos, por otro lado, que no se especifique, dentro de la obligación de la empresa de hacer campañas de concienciación, la realización de programas educativos dirigidos a la población más joven que es mucho más receptiva y por tanto se consigue inculcar valores que permanecerán en el futuro.

Por último, lamentamos que en todo este tiempo no se hayan tomado la molestia de corregir la redacción del texto para garantizar un lenguaje inclusivo, y que persistan en mantener términos como “hombres”, para referirse a personas, o “minusválidos”.