Log in

El delegado del Gobierno no descarta ninguna hipótesis en el caso del cadáver encontrado en el Río Júcar

  • Publicado en Albacete

El Delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha rechazado pronunciarse sobre las hipótesis que se barajan en la muerte del colombiano de 36 años Jairo Roland Arcos, cuyo cadáver fue encontrado anoche en el Júcar, a su paso por Jorquera, pero sí ha confirmado que "no hay signos de violencia".

Gregorio se ha remitido a la autopsia que "se está realizando" al cadáver para poder ofrecer más datos, aunque sí se ha referido a que "superficialmente, no hay signos de violencia".

"Ahora, la autopsia que se le está practicando dirá la causa exacta", ha comentado Gregorio, quien no ha descartado ninguna hipótesis: "Puede tratarse de cualquier cosa, cabe también la posibilidad de que sea un suicido, pero todo está pendiente de la autopsia".

El caso está bajo secreto de sumario.