Log in

Las tiendas online para bebés, más oferta que nunca

  • Publicado en Albacete

Si el comercio electrónico es uno de los sectores que más está despuntando en los últimos años, en gran parte se debe a las transacciones relacionadas con los bebés y especialmente con productos de ropa y decoración.
La ropa para bebés online se demanda continuamente. Los padres, abuelos y demás familiares buscan desde sus móviles y ordenadores las mejores ofertas, gama y novedades en moda infantil a través de internet.

Grandes tiendas online, tiendas físicas con su apartado de venta online, pequeños emprendedores y, últimamente, las propias marcas se afanan en lanzar sus catálogos digitales, listas de tarifas, tallas, precios y preciosas fotos de modelos infantiles.

La ropa de bebé se cataloga en diferentes categorías, muchas son complementos y accesorios y otras se condensan en ropa más básica y usable casi en cualquier ocasión.

Como el tallaje de bebé es mucho más estándar que el de los adultos, la ropa de los más pequeños se convierte en un regalo ideal para un recién nacido, para un cumplemés o para cualquier ocasión que sea menester. Y las facilidades que dan las tiendas online para hacer directamente los envíos si, por ejemplo, se quiere hacer un regalo a un familiar que vive lejos son muy apropiadas para este sector.

Algunos consejos a la hora de comprar ropa de bebé por Internet:

  • Escoge la ropa con criterio. Hay determinadas prendas que se deben preparar antes del nacimiento del bebé, es mejor elegir colores neutros y claros como el verde aguamarina, beige o blanco.
  • Comprar por Internet es muy cómodo, pero tienes que comprometerte a leer y conocer las condiciones de venta y devolución, entender bien si el pago lo harás haciendo un pedido online o al recibir el producto mediante pago contra reembolso, así como conocer qué pasa si el producto no es como esperabas y cambias de idea.
  • El tamaño del bebé es la clave para elegir la talla. No siempre los bebés de, por ejemplo, 6 meses usan la talla 6M, ya que a veces están más grandes o pequeños de lo considerado estándar.
  • Compra ropa que te guste, y que les guste a los padres del bebé, pero sobre todo, por muy divertida que sea el mensaje de una camiseta o las orejas de un gorrito, piensa que el bebé debe sentirse cómodo y confortable con ella. Da más valor a los materiales, elasticidad y la ‘hechura’ de las prendas que a la estética de las mismas.
  • Planifica bien la ropa que necesitas, sobre todo cuando las tiendas online ponen ofertas o rebajas, o lanzamientos especiales, es muy fácil encapricharse con ropa que luego no necesitamos.
  • A veces está bien darse un pequeño lujo y comprar ropa más especial, aunque se la pongan pocas veces seguramente estemos orgullosos de poderle dar al bebé una prenda un poco más elegante.
  • Piensa en las ocasiones. El bebé necesitará ropa para estar en casa y para dormir, pero también para salir de paseo, para visitar a familiares y amigos o para ir al médico. Por supuesto, ropa específica para después del baño (normalmente toallas y albornoces).
  • Quita con cuidado las etiquetas de las prendas, si a los adultos les molesta una etiqueta larga o mal recortada imagina cómo debe sentirse un bebé.
  • Lava la ropa nueva con cuidado y dándole importancia al detergente y suavizante que elijas para ello. Los bebés no pueden expresar si algo les molesta así que es normal que los padres traten de ahorrarles todas las molestias posibles.