Log in

Ganemos alerta de las dificultades del Arca de Noé

  • Publicado en Albacete

El portavoz municipal, Álvaro Peñarrubia, ha manifestado la preocupación del Grupo Ganemos Albacete y de la Asociación Arca de Noé, con la que se ha reunido recientemente, por las dificultades que ésta tiene para poder prestar un servicio acorde a las necesidades del municipio, debido a la falta de recursos económicos.

Desde Ganemos Albacete queremos denunciar una vez más el desinterés y falta de voluntad del PP para mejorar el servicio de recogida y alojamiento de perros abandonados, pese a conocer las carencias que el Arca de Noé y que por mucho que las personas voluntarias pongan de su parte, no pueden solventarse si no es con más fondos por parte de la Administración que tiene que dar el servicio.

Esta situación no es nueva y por ese motivo Ganemos Albacete el pasado año propuso una enmienda a los presupuestos, que fue aceptada por el PP, para incrementar en 16.000 euros la cuantía del convenio que el Ayuntamiento tiene suscrito con el Arca de Noé, a sabiendas de que este aumento no era más que un apoyo adicional pero nunca la solución definitiva.

“Sin embargo -ha precisado Álvaro Peñarrubia- cuando apenas falta un mes y medio para que finalice el año, el PP aún no ha cumplido su compromiso pese a que ayudaría a aliviar la asfixia económica de la Asociación”.

En este sentido el portavoz de Ganemos ha recordado que aunque el Ayuntamiento tenga delegada la prestación del servicio en la Asociación Arca de Noé mediante un convenio, por una cuestión de responsabilidad no puede desentenderse del mismo, ya que la legislación vigente deja claro que corresponde a los ayuntamientos recoger y controlar a los animales

abandonados, perdidos y asilvestrados, y que deben disponer de centros de recogida de animales con capacidad suficiente para el municipio.

Además, ha continuado explicando Peñarrubia, la Ley autonómica de Protección Animal, aunque con cierta ambigüedad, deja abierta la puerta para que la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla –La Mancha se implique en la prestación de este servicio. De hecho, el equipo de gobierno del PP en alguna ocasión ha hecho alusión a esta responsabilidad de la Junta, pero no nos consta que de forma oficial haya requerido su colaboración.

Según la Asociación Arca de Noé, el convenio del Ayuntamiento sólo cubre la tercera parte de los gastos que supone mantener el servicio, sin olvidar que la infraestructura del albergue es propiedad de la asociación. Y esta es una de las razones por las que la asociación no puede garantizar que durante las 24 horas del día los 365 días del año haya personal para poder atender a quienes llaman porque han visto un animal abandonado o a quienes llevan al animal al centro.

Con el dinero que la asociación recibe del Ayuntamiento el horario del albergue es limitado y aunque hay mucho tiempo cubierto por personas voluntarias, a estas no se les puede exigir más de lo que ya hacen. No es admisible que este servicio, insistimos, competencia del Ayuntamiento, dependa del voluntariado, de las cuotas de sus socios y de las aportaciones de asociaciones extranjeras. “¿Alguien se imagina que el servicio de recogida de basura dependiera de que hubieses voluntarios que hicieran la recogida?”.

Ganemos tiene constancia de que el Ayuntamiento está trabajando en una solución para que la concesión del servicio se someta a la libre concurrencia, sustituyendo la vía del convenio por un concurso, una fórmula que este Grupo comparte pero que mientras no se lleve a efecto no exime al gobierno del PP de velar para que el servicio se preste en las mejores condiciones posibles y de cumplir con su compromiso de incrementar su aportación en 16.000 euros.

A pesar de que no es cien por cien comparable porque el programa “Emperrados” de la Diputación tiene un ámbito de actuación mucho más amplio que exige desplazamientos para hacer capturas de perros, sí nos puede servir como referencia para afirmar que el convenio con el Arca de Noé es a todas luces insuficiente. El programa de la Diputación de Albacete paga a la empresa que lo gestiona 17.700 euros al mes, además de poner a su disposición el alberque de la institución con capacidad para 70 animales. Sin embargo, el Arca de Noé recibe 14.500 euros al mes por un servicio que el año pasado contabilizó 1.700 recogidas y por un albergue con capacidad para 200 animales.