Log in

Cabañero gana al candidato de Page en la ‘casa’ de Bono, la contracrónica de una intensa noche electoral

  • Publicado en Albacete

Nunca antes la sede del PSOE había acogido una noche electoral ‘interna’ tan intensa como la de este 17 de diciembre.  Y han sido muchas las largas noches de resultados municipales, con ganadores de todos los gustos que han dado juego en la sede de Pedro Coca a los medios de comunicación. Esta vez era diferente, por primera vez había primarias de “un militante, un voto”, para elegir al secretario provincial –hasta ahora votaban los delegados elegidos en asambleas durante al Congreso-. El resultado era tan ajustado, Santiago Cabañero aventajó en sólo 11 votos a Pedro Antonio Ruiz Santos, que la tensión se cortaba en el ambiente.

Entre los militantes más mayores, contrarios a las viejas formas de hacer política de los ‘amigos’ de José Bono, y que resultaban anónimos al menos en la actualidad, lamentaban que hubiera quien, desde las filas de Ruiz Santos, estuviera viviendo los resultados que iban llegando de algunos municipios “como si esto fuera una guerra”. “Qué somos todos del mismo partido, que el enemigo no está aquí”, comentaba una señora en uno de los corrillos cuando se conoció que en la capital había ganado Ruiz Santos, por 91 votos de ventaja, y Modesto Belinchón salía sonriente de la sala de recuento. Pero claro, es que en el PSOE de Albacete no se ha acabado la ‘guerra’ porque después vendrá la batalla de la Agrupación Local, a la que ya han anunciado que optarán el ‘sanchista’ Francisco Tierraseca y Emilio Sáez, allegado al presidente de la Junta, Emiliano García-Page. Y del resultado cambiará muy mucho la lista de cara a las elecciones municipales en el Ayuntamiento de Albacete.

Las anécdotas no dejaban de sucederse en una intensa noche electoral en la que la mayoría esperaba en el hall –el frío no dejaba mucho más margen-. Por eso, resultaba fácil observar quien iba dejando la sede para no volver, en esta noche al menos.

El primer dato que evidenciaba lo ajustado del resultado era que Ruiz Santos solamente aventajara en 91 votos a Cabañero en la agrupación de Albacete capital, que los afines a Page controlan a la perfección y donde por cierto comentaban los presentes la gran cantidad de allegados a la empresa Amiab que habían acudido a votar al ser militantes del partido.

El siguiente dato venía de dos abandonos significativos de la sede. Unos 20 minutos antes de que estuviera previsto dar a conocer los resultados dejaba la sede el secretario regional de UGT, el sindicalista Carlos Pedrosa. Sí, han leído bien, representante de un parte importante de los trabajadores de la región, que ha dado su apoyo a Ruiz Santos y que salía con un gesto tan serio como si en lugar de presenciar las primarias del PSOE hubiera vivido la firma de un despido en una empresa para 20 trabajadores.

Eludía las cámaras y tras él salía Agustín Moreno, otrora secretario de Organización, que para que Ruiz Santos vendiera renovación él ya dijo que no estaría en una nueva Ejecutiva del PSOE de Albacete.

Otros cargos públicos que se han volcado con Ruiz Santos, como la directora provincial del Instituto de la Mujer, Mercedes Márquez, dejaban también la sede con pocas palabras y el gesto serio.

Ello contrastaba con la alegría con la que llegaban los afines a Cabañero. Y en la celebración no faltó la que fuera directora provincial de Fomento, Amparo Torres, a la que cesaron desde el Gobierno de Page un día después de hablar en el acto público de Cabañero y contra quien han tratado de hacer una campaña de desprestigio por la que ella ya avisó que tendrán que dar cuentas ante la Justicia.

La emoción se notaba en su gesto, como las lágrimas de muchos compañeros de partido que evidenciaban lo que han tenido que pasar hasta llegar hasta aquí. Medirse a un aparato diseñado durante décadas no es fácil, por mucho que el ahora derrotado quisiera vender que él era la renovación.

Lo que sí era, por cierto, es el candidato de Page y ha contado con el apoyo más absoluto del portavoz de la Junta, el albaceteño Nacho Hernando, que dejaba también la sede del PSOE con gesto serio. Page no ha podido mantener el poder en el PSOE de Albacete. Se han impuesto los sanchistas en una hazaña que bien recuerda a la del propio Pedro Sánchez frente a Susana Díaz y además ha perdido el poder en la que siempre ha sido la ‘casa’ de Bono. En El Salobre se oirán los lamentos de qué ha podido pasar si había localidades como esta en la que se incrementó el censo de militantes en más de un 200% en un año y ahora gana un ‘sanchista’.

Lo que ha pasado, además del trabajo que realiza Cabañero, es que la militancia está empezando a hablar, que elige en libertad –aunque según nos han contado, desde la recogida de avales, las presiones a quien no estaban con los afines a Page han sido tremendas- y que están cansados, por cierto, de que Page siga haciendo en el Gobierno de la región políticas similares a las de su antecesora en el cargo, con una lista de espera sanitaria que no deja de crecer, casualmente además en Albacete.

Pero, claro, lo ajustado del resultado también evidencia que el PSOE está profundamente dividido, que le va a costar salir adelante porque se acabó la época en que se lavaban los trapos sucios en casa y que de esto, el principal beneficiado es el Partido Popular, que hace décadas miraba con envidia cómo en el PSOE eran muy correctos de puertas para afuera y ahora no pierden detalle de cómo se ‘matan’ mientras analizan posibles encuestas para 2019.

Cabañero tiene ahora una excelente oportunidad para devolver al PSOE de Albacete sus valores. Pero no va a estar solo en ello, se lo han demostrado muchos en una época en la que no era fácil ponerse en la foto en contra de Page.