Log in

¿Por qué nos apuntamos al gimnasio tras la Navidad? La salud no es lo que nos preocupa

Tras los copiosos ágapes propios de las Navidades, ir al gimnasio y bajar de peso se han convertido en los propósitos estrella del nuevo año. Tal es así, que el número de matriculaciones al gimnasio en estas fechas crece en torno al 30%, según los expertos. Sin embargo, el último estudio realizado por Acierto.com (www.acierto.com) refleja que estos datos no son tan positivos.

El informe revela que, a pesar del mencionado incremento, actualmente solo el 23,6% de los españoles está apuntado a un centro de este tipo. El 20% acude muy poco a él, entre una vez a la semana y nunca. El 33% lo hace dos veces; y únicamente el 47% se lo toma en serio -va más de tres veces a la semana a ejercitarse-. Pero, ¿qué nos lleva a acudir al gimnasio? El 64,3% lo hace para lucir “tipazo”y tonificar el cuerpo. Le siguen los que dicen visitarlo por salud -el 15,7%- y para adelgazar -el 14%-. El resto alega que su objetivo es conocer gente y otras razones.

Respecto a aquellos que no están apuntados, el comparador de seguros de salud desvela que el 48% no ha pisado jamás un gimnasio (al menos como socio). El 31% estuvo afiliado a uno por última vez hace más de tres años, mientras que el 6,5% ha dejado pasar entre dos y tres años, y el 8,3% entre uno y dos años. El 6,2% restante estuvo inscrito hace menos de un año.

Tampoco practicamos deporte de otro modo, sino que hasta 17 millones de españoles admiten ser sedentarios (el 57,5% de los que tienen entre 18 y 65 años) y 7 millones más (el 23%) reconocen no realizar nada de ejercicio, ni siquiera caminar. Por desgracia, el sedentarismo, junto a otros factores, puede incrementar el riesgo de obesidad, depresión, patologías cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades. También reduce la esperanza de vida en hasta siete años y está asociado a un rendimiento laboral inferior.

Las cifras cobran todavía más importancia si tenemos en cuenta que esta tendencia también afecta a los más jóvenes: solo el 21% de los menores de 10 años hace deporte; y que el 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen lo suficientemente activos. Además, el 80% de los niños únicamente lo practica en el colegio.