Log in

LA JUNTA PIDE ALGO DE JUSTICIA SOBRE EL JÚCAR

La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, ha informado hoy en rueda de prensa sobre un acuerdo adoptado ayer por el Consejo de Gobierno regional en el que se requiere al Consejo de Ministros que rectifique el ámbito territorial del Júcar. En concreto, se ha aprobado interponer un requerimiento de incompetencia al Consejo de Ministros solicitando la derogación de los artículos 1 y 2 del Real Decreto 775/2015 aprobado el pasado 28 de agosto por el que se definen nuevos ámbitos territoriales en organismos de Cuenca que afectan a las demarcaciones hidrográficas.
 
La nueva normativa cuya validez pone en tela de juicio el Gobierno DE Castilla- La Mancha afecta a la Demarcación del Júcar. Según ha explicado Elena de la Cruz, supone un grave perjuicio para los intereses de la región porque consolida la inclusión provisional realizada en 2013 de una serie de cuencas situadas en la Comunidad Valenciana como parte del sistema del río Júcar al que antes no pertenecían.
 
La consejera considera “inaudita” esta fusión de dos cuencas antes separadas, sobre la que ha afirmado que “merma los derechos de agua de la cuenca cedente”, principalmente por dos motivos. En primer lugar, porque permite que intercambios de agua que antes eran conceptuadas como trasvases pasen a ser consideradas simples derivaciones entre una misma cuenca. Sobre este aspecto ha indicado que en sus términos actuales, la normativa sustrae posibilidades de acceso a nuevos caudales de agua a la provincia de Albacete que podrían trasvasarse a comarcas de alta demanda de la costa levantina.
 
Esta afectación a las demandas de agua del sistema Júcar en Castilla-La Mancha va a afectar, de hecho, a algunas necesidades reales de la región. Según ha explicado Elena de la Cruz, una potente empresa albaceteña de cultivo y transformación agroalimentaria está “viendo comprometidas sus necesidades de agua” para una ampliación de producción “si no se saca a estas cuencas que fueron adscritas provisionalmente al sistema Júcar”, ya que se introduce un déficit de agua ficticio en el Júcar que obliga a repartir caudales con comarcas que antes eran ajenas a él.
 
Y en segundo lugar, el contenido del Real Decreto perjudica a Castilla-La Mancha porque además contempla la posibilidad de derivar agua a zonas que antes estaban fuera de la demarcación. Se trata de la menor representatividad que obtiene Castilla-La Mancha en los órganos de toma de decisiones de la Confederación Hidrográfica (CHJ). Según ha explicado Elena de la Cruz, la región pierde dos representantes ante la CHJ, ya que el cálculo se ve alterado al sumar a la población abastecida de estas cuencas agregadas artificialmente al sistema.
 
Elena de la Cruz ha expresado serias dudas de que el Gobierno de España rectifique. Por eso ha afirmado que en caso de que el Consejo de Ministros no reaccione de la manera esperada a este conflicto competencial planteado, el Gobierno regional está dispuesto a acudir a la Justicia ordinaria para defender la “reversión” en esta nueva definición del ámbito territorial del Júcar. Los servicios jurídicos de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha calculan que el Consejo de Ministros podría tardar varios meses en pronunciarse sobre esta cuestión.
 
Triple trasvase
 
Preguntada de nuevo por los trámites jurídicos en relación al trasvase triple aprobado recientemente por la ministra de Agricultura y publicado el pasado lunes en el BOE, Elena de la Cruz ha explicado que la aprobación conjunta en la misma orden de tres envíos de agua consecutivos de 20 hectómetros cúbicos podría representar una ventaja en caso de que Entrepeñas y Buendía bajasen de manera sustancial su almacenamiento durante los próximos meses. Elena de la Cruz ha afirmado que en el supuesto de que los pantanos de cabecera bajasen de 400 hectómetros cúbicos entre marzo y mayo, la Junta de Comunidades solicitará medidas cautelares con mayor anticipación que la que le han brindado autorizaciones de trasvases anteriores aprobados mensualmente.
 
La consejera ha reiterado el daño al Tajo que supone este triple trasvase, que ha tildado de “tropelía” y ha calificado al Gobierno de Mariano Rajoy de “inconsciente” o “quizá de electoralista, porque haya querido hacer campaña ante la posibilidad de unas nuevas elecciones generales”. La consejera ha recordado que hay localidades de la cabecera del Tajo que han seguido abasteciéndose durante el invierno mediante cisternas, aunque el problema no se ha visualizado en toda su magnitud debido a que la población desciende una vez pasado el período estival lo que espacia las recargas de sus depósitos de abastecimiento.