Log in

PAGE DEFIENDE QUE EL BRANDY SE ELABORE SOLO A PARTIR DE UVA

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha mostrado hoy su apoyo al sector vitivinícola regional en la producción nacional de brandy, para que se siga elaborando solo a partir de vino y defender así la calidad de este producto, producido casi en su totalidad con uva procedente de la Comunidad Autónoma.
 
Un compromiso que ha puesto de manifiesto durante su visita al Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Brandy de Jerez, la Federación de Bodegas de Jerez y la Bodega de Mora del Grupo Osborne (en el Puerto de Santa María) acompañado del consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.
 
García-Page ha ratificado, mediante una cata que ha realizado a las instalaciones del Consejo Regulador, que nada tiene que ver un producto destilado, elaborado a partir de vino, con un producto destilado, elaborado a partir de otra materia agrícola (como las melazas). En este sentido, el consejero ha insistido que “no tiene absolutamente nada que ver, en los aromas, en el color; en definitiva, en lo que acaba siendo el producto final y, por tanto, esto hay que defenderlo con uñas y dientes porque es parte de nuestra cultura y de nuestro futuro económico".
 
En declaraciones a los medios de comunicación, Martínez Arroyo ha defendido que “el brandy se siga haciendo solo a partir de la uva. Esta es una cuestión capital para el Gobierno de Castilla-La Mancha, ya que el brandy es la única bebida espirituosa que se sigue haciendo a partir de vino”. De esta forma, ha señalado que “el airén, la variedad característica de Castilla-La Mancha, se adapta fantásticamente bien -desde siempre se ha adaptado- al destilado y, por tanto, a la destilación para los brandys”.
 
Además, el titular de Agricultura ha recordado que “Castilla-La Mancha tiene una producción mayor de uva y, tradicionalmente, hemos venido suministrando para la elaboración de brandy alrededor de 6 millones de hectolitros de vino al año”. Es una cantidad que “no puede suministrar el marco de Jerez en ningún caso”, con lo cual, “es una simbiosis perfecta entre el origen de la uva y del vino y luego, la elaboración del brandy aquí en esta tierra que tiene una climatología especial", ha incidido.
 
Repercusión económica
 
Durante la reunión que ha mantenido con los presidentes de los consejos reguladores, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha ha planteado acuerdos a medio y largo plazo para la regulación del mercado del vino y los subproductos. “Esta es una cuestión que desde el Gobierno regional se está trabajando con las bodegas que están, en este momento, implantadas en Castilla-La Mancha, que tienen destilería propia y que son las que compran a las bodegas y cooperativas de nuestra región” ha indicado. Y se ha mostrado optimista, “estoy convencido en que vamos a andar en esa dirección porque es lo que da estabilidad a las dos partes, bodegas y destilerías en Castilla-La Mancha".
 
En esta materia, “en la medida en que existan esos acuerdos estables en el tiempo, estaremos poniendo otra salida de mercado para nuestro producto estrella que es el vino de Castilla-La Mancha, para planificar el sector”.
 
En concreto, “saber cuánto vino vamos a hacer, cuánto mosto y cuánto alcohol para uso de boca vamos a destinar en nuestra región” y ha concluido animando a las bodegas que tengan destilerías en Castilla-La Mancha a “que establezcan contratos con las bodegas de la región para que establezcan un suministro estable, porque no solo ayudan a la elaboración del brandy sino a la vertebración del sector vitivinícola de una región”.