Log in

EL PSOE HACE UN POSITIVO BALANCE EN SU COMITÉ PROVINCIAL

El PSOE celebró en la mañana del sábado su comité provincial, bajo la presidencia del secretario general del PSOE-Albacete, Manuel González Ramos.

El secretario general, cuando está próximo el primer año de gobierno tras las elecciones municipales y regionales, recordó y elogió el duro trabajo realizado por todos los compañeros y compañeras del partido en aras de la unidad necesaria para afrontar con éxito unas elecciones que llevaron a Emiliano García-Page, a la presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha, al PSOE a la presidencia de la Diputación de Albacete y gobiernos socialistas a 51 ayuntamientos de la provincia.

Manuel González Ramos afirmó que “el Partido Socialista no es de nadie, es un patrimonio de la sociedad, debe ser un instrumento público para conseguir las mejoras que necesita nuestra sociedad y fundamentalmente para que los ciudadanos se den cuenta que no todos somos iguales”.

En este sentido puso como ejemplo el Gobierno de Emiliano García Page, y el excelente trabajo que están haciendo en la provincia el delegado de la Junta, Pedro Antonio Ruiz Santos, y el conjunto de los directores provinciales.

“Sabemos –dijo- que el presupuesto de este año es el que es, que hay una tarea enorme por delante para recuperar todo lo que desmanteló el Gobierno de Cospedal y peso a ello, las políticas en Castilla-La Mancha están cambiando y los ciudadanos perciben que no somos iguales que el Gobierno anterior, que atendemos a la gente, que los escuchamos y hablamos con ellos, que estamos siempre a sus disposición”.

Durante los turnos de palabra se coincidió por parte de los intervinientes en destacar con algunos ejemplos la puesta en marcha de nuevas políticas bajo la presidencia de Emiliano García-Page como el compromiso con el nuevo Hospital de Albacete, el Plan de Empleo que va a permitir la contratación de 2.500 personas en la provincia, los cinco colegios rurales reabiertos en la provincia, la creación de las oficinas antideshaucios, los 4.000 expedientes de dependencia resueltos en estos meses de gobierno o las inversiones previstas para carreteras, centros educativos y sanitarios.

“Hemos peleado –explicó González Ramos- para llegar a los gobiernos municipales, provinciales y regionales y poder descolgar los teléfonos que el PP no atendía, porque nuestras señas de identidad han sido desde nuestro origen en 1879, con la fundación del PSOE, el trabajar por la justicia y por la igualdad”.

Por otra parte el secretario regional, pese a que reconoció que tras la rueda de prensa de Pablo Iglesias, ha demostrado no tener ningún interés en que pueda gobernar el PSOE, siguió siendo moderadamente optimista y no cree que esté todo perdido, aunque subrayó las enormes dificultades que ahora mismo existen para alcanzar consensos y acuerdos para un Gobierno reformista y de progreso.

“Necesitamos –subrayó- el Gobierno de España porque el PP no merece gobernar después de ser el causante del mayor crecimiento de la desigualdad en nuestro país desde la democracia, después de haber puesto en marcha políticas de recortes sociales y de derechos que han fraccionado a nuestro país social, económica y territorialmente y después de haber amparado una corrupción sin límites”.

Así mismo salió en defensa del secretario general, Pedro Sánchez, por haber tenido la valentía de asumir con responsabilidad todos los intentos para formar un Gobierno, con el que se ha ganado el respeto dentro y fuera del partido socialista.

Manuel González Ramos también advirtió al PP de Albacete que no está dispuesto a consentir más persecuciones a los cargos y a los socialistas de esta provincia, causando daños irreparables en su honor, en su vida y en sus familias judicializando la política; recordando a numerosos alcaldes que se han visto acusados por el PP en los tribunales para luego ser absueltos por la Justicia como ocurrió en Munera, en Bogarra, en Alcalá del Júcar, en Ontur, en Carcelen o en Minaya, o gente que ha sido despedida de sus puesto de trabajo después de haber ganado una oposición o relegado de sus tareas por el hecho de ser socialista.

“No estoy dispuesto a permitir ni una más de esas maniobras por parte del PP. Me rebelo contra esa persecución política injusta y no lo voy a consentir. La vida es más importante que la política –finalizó- pero todos los que estamos en política, estamos para hacer de nuestra sociedad, una sociedad más justa, donde los ciudadanos tengan derecho a la igualdad de oportunidades y que nadie que lo necesite pueda quedar abandonado por el estado”.