Log in

LAS GASOLINERAS ‘LOW COST’, EN GUERRA CON LA REGIÓN

El auge de las gasolineras sin personal, con precios mucho más competitivos que las tradicionales, hizo que las autonomías movieran ficha y Castilla-La Mancha fue una de las primeras. Sindicatos, patronal y asociaciones de consumidores unieron fuerzas para exigir a las comunidades autónomas una regulación específica del sector que obligue a todas las estaciones de servicio a tener al menos un empleado en las horas de apertura

Navarra, Andalucía, Castilla-La Mancha y Aragón recogían en su legislación la obligatoriedad de contar con un profesional.

En la región, CCOO cifró en casi 600 los puestos de trabajo que se habrían perdido en este sector por el auge de dichas gasolineras ‘fantasma’, que son conocidas así por no tener trabajadores.

Pero ahora son las gasolineras low cost las que declararán la guerra a las autonomías y llevan el asunto a Bruselas.

Las principales marcas que operan este tipo de establecimientos han decidido asociarse para denunciar ante la Comisión Europea la violación del Tratado de Funcionamiento de la Unión en lo que se refiere a las restricciones para la apertura de establecimientos comerciales. Además, estas gasolineras -a través de la nueva asociación Aesae- meditan denunciar de forma interna ante la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) el incumplimiento por parte de algunas autonomías de las Leyes 17/2009 y 20/2013, que regulan el libre acceso a mercados de servicios, según ha trascendido en medios nacionales.