Log in

ASÍ VE LA JUNTA LA EDUCACIÓN CONCERTADA

El consejero de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, Ángel Felpeto, ha manifestado que, el régimen de conciertos en España y, consecuentemente, en Castilla-La Mancha, nació como “una respuesta madura, institucionalmente responsable y presupuestariamente viable a la necesidad de ofrecer una plaza escolar pública a todos los alumnos potenciales del país”.

El consejero se ha referido a esta circunstancia, en del debate general que ha tenido lugar en el día de hoy en las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha defendido la postura del Gobierno de Castilla-La Mancha con respecto a este asunto. Asimismo, Ángel Felpeto ha añadido que también hay que entender el nacimiento de los conciertos educativos como un modo de poner en orden las partidas de dinero público que se destinaban a la iniciativa privada en el momento en que se legisla.

Durante su intervención, el consejero ha destacado que los conciertos tuvieron, desde su nacimiento, “una naturaleza renovable por los períodos que según la norma fueran necesarios”, atendiendo a las necesidades que “en cada momento planteara la sociedad y los distintos territorios”. A este respecto, Felpeto ha añadido que, con el transcurrir del tiempo, el régimen de conciertos se ha ido manteniendo por necesidades de escolarización, y “se mantendrá de acuerdo con la proporción con que se presenten esas mismas necesidades”. 

Por otra parte, y en lo que respecta a la defensa de la educación concertada en el marco del artículo 27 de la Constitución, que sanciona la libertad de enseñanza como garantía institucional, según palabras del consejero: “no es defendible, en tanto que ese mismo artículo es el que establece el derecho fundamental a la educación, que no puede quedar subordinado a la propia libertad de enseñanza”.

“Sólo una vez que se han garantizado la prestación del deber de escolarización para todos y el derecho a la elección ordenada de los centros, es posible insertar el reconocimiento constitucional a la libertad de enseñanza dentro de la educación pública”, ha subrayado el titular de Educación, Cultura y Deportes.

Asimismo, el consejero ha destacado que, en 1985, la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, permitió una distribución racional y decente de la oferta de plazas escolares, por medio de la construcción de nuevas infraestructuras y con la integración de los centros privados en la red pública mediante el régimen de conciertos.

“Esta fue la forma de resolver la falsa disyuntiva que obligaba a elegir entre igualdad y libertad que había definido, por desgracia, la historia de la educación en nuestro país,” ha manifestado el consejero. “La libertad de elección debía venir precedida de la igualdad de condiciones de todas las plazas ofertadas, introduciéndose así, de manera real, el principio de equidad en el sistema educativo español”, ha añadido Felpeto.

La realidad en Castilla-La Mancha

En lo referente a Castilla-La Mancha, Felpeto ha recordado que en una región con numerosos núcleos de población dispersos y alejados, e importantes atrasos en infraestructuras en la época en la que se comenzaron a gestionar las competencias regionales en educación, “la incorporación de la concertada se convirtió en una necesidad”. En esta línea, el consejero ha subrayado que, “así, y hasta la pasada legislatura, los módulos de los conciertos se fueron actualizando en razón de las necesidades presentadas en la prestación del servicio educativo”.    

“Sin embargo, durante la pasada legislatura, aparece el modelo de centro escolar de titularidad público-privada, aludiendo, con ello, no ya a los centros concertados desde el año 1985, sino a los centros de nueva creación que demande el crecimiento de la red regional de centros docentes” ha manifestado el consejero que, a continuación, ha apostillado que, esta postura, “más que buscar la eficiencia o el equilibrio de las cuentas, conduce a la confrontación entre la escuela pública y la concertada”.    

Por último, el consejero ha destacado que el Gobierno que preside Emiliano García-Page ha gestionado los conciertos con plena responsabilidad, y lo seguirá haciendo de “acuerdo con las necesidades educativas regionales y acorde con las medidas llevadas a cabo en la red de centros sostenidos con fondos públicos”.

De este modo, Ángel Felpeto ha recordado que esa es la causa por la que la moderación presupuestaria, y no las razones ideológicas, han llevado al Gobierno de Castilla-La Mancha ha ajustar “las partidas este año, en la educación pública y en la concertada, en la misma proporción, sin otros distingos que la singularidad de cada centro o de cada zona”. 

Asimismo, y para terminar, Ángel Felpeto ha recordado que los profesores de la concertada han percibido sus retribuciones con la subida del 1 por ciento, “como el resto de empleados públicos”, y ha añadido que, el pasado mes, se les abonó la parte de la paga extra del 2012, “algo que no han hecho otras Comunidades Autónomas”.