Log in

PAGE PIDE EN EUROPA QUE NO HAYA MÁS RECORTES

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado hoy contundente al señalar que “es evidente que no puede haber más recortes”, al tiempo que ha criticado que “algunos lo decimos con la boca normal y otros lo hacen con la boca chica”.
 
Así lo ha señalado a preguntas de los medios antes de la celebración del 118 Plenario del Comité de las Regiones en Bruselas, donde ha asistido como responsable de la delegación española.
 
Sobre una hipotética ampliación del plazo a España para cumplir con el déficit comprometido con la Unión Europea, García-Page ha recordado que en Europa “se negocia todo, incluso las sanciones”, y ha asegurado que en los últimos años “es evidente que ha habido soluciones a la carta para casi todo el mundo”.
 
Así, ha puesto como ejemplo los cambios producidos por el giro del modelo energético alemán o los motivados ante la llegada de refugiados a este mismo país. “En ese momento, Europa se empezó a replantear muchas cosas que hasta entonces no se planteaba”, ha añadido el presidente, “y eso mismo ocurre ahora con el debate británico al respecto del Brexit, donde seguramente las concesiones que se han hecho para intentar el sí marcan también un modelo a la carta”.
 
Por ello, ha puesto de manifiesto la necesidad de que en España “nos pongamos de acuerdo primero en un consenso nacional sobre los grandes ajustes”, al tiempo que ha reiterado que en la Comisión Europea “cabe una negociación sobre un ritmo diferente”. Finalmente, ha asegurado que “cualquier argumento puede valer para que en Europa se abran expectativas de negociación” y ha incidido en que nuestro país “no tiene tanto que plantearse que nos aplaudan desde Bruselas, como poner los puntos sobre las íes”.

Medidas sobre agua

Por otro lado, ha mostrado en el Parlamento Europeo su disposición a alcanzar un Plan de Estado en la gestión del agua “que, inevitablemente, tiene que alinearse con la filosofía europea”, un consenso “necesario” a pesar de los muchos intereses contrapuestos a este respecto que existen en España. 
 
Antes de participar en la capital belga en la celebración del 118 Plenario del Comité de las Regiones, donde ha asistido como responsable de la delegación española, García-Page ha explicado que la Delegación de Castilla-La Mancha se encuentra en Bruselas preparando una importante resolución que se planteará la próxima semana sobre la gestión del agua, “una decisión trascendental para los intereses de la región en materia hidráulica”.
 
En palabras del jefe del Ejecutivo autonómico, se trata de “la consecuencia” de la Comisión de Parlamentarios Europeos que visitaron Castilla-La Mancha hace unos meses “y que se quedaron aterrorizados por cómo se estaban gestionando los problemas de agua en la Comunidad Autónoma y en el conjunto de España”, ha valorado.
 
Por otro lado y sobre el dictamen en torno a los desafíos demográficos de la UE y el despoblamiento que se van a debatir en el mencionado Plenario, García-Page ha señalado que ya existe un previo dictamen que deja muy claro que hasta 2026 se van a mantener y reforzar las políticas para paliar los efectos del despoblamiento, especialmente en las zonas rurales, por lo que Castilla-La Mancha “y la mitad de España, puede apuntarse a una de las estrategias más esperanzadoras para nosotros”.
 
En este sentido, ha mostrado su interés por la culminación de los proyectos de Juncker, “que significan una inversión multimillonaria” que recae directamente en la creación de empleo, especialmente empleo joven, y ha reseñado el “esfuerzo brutal” que desde su Ejecutivo se está llevando a cabo “para aprovecharlo al mil por mil”.
 
Así, ha repasado las seis zonas de Castilla-La Mancha que van a contar con un Plan Especial mediante el cual recibirán “el doble” de aportación económica de la UE que la media de la región y que son el Campo de Montiel, en la provincia de Ciudad Real, Talavera de la Reina (Toledo), Almadén (Ciudad Real), las sierras del Segura y de Alcaraz (Albacete), la Serranía conquense y la Sierra Norte y el Señorío de Molina, en la provincia de Guadalajara.
 
Seis zonas que se verán beneficiadas de esta “medida de discriminación positiva” que viene a suponer un “efecto láser financiero” destinado a los ámbitos más despoblados, ha explicado el presidente, al tiempo que ha recordado su última visita a Bruselas hace unos meses “para salvar el Plan de Desarrollo Rural”, un proyecto “que nos habíamos encontrado absolutamente rechazado, y por el que estuvimos a punto de perder la posibilidad de obtener 1.400 millones de euros hasta 2026”, ha lamentado.
 
Encuentro con los presidentes de Castilla y León y La Rioja
 
La jornada del presidente García-Page en la Eurocámara comenzaba con un encuentro con su homólogo en Castilla y León, Juan Vicente Herrera, encargado de la ponencia sobre el dictamen de los desafíos demográficos de la Unión Europea (UE), y con el presidente de La Rioja, Juan Ignacio Cenicero, encargado de defender las enmiendas presentadas a este proyecto.
 
En este proyecto de dictamen se señala la importancia de adoptar medidas eficaces desde las instituciones comunitarias para paliar los efectos del envejecimiento de la población, como son la despoblación en zonas rurales y las dificultades en la prestación de servicios públicos y su financiación.
 
En aras de ese objetivo se enmarcó la visita del presidente autonómico a Bruselas el pasado mes de diciembre, cuando se reunió con la comisaria europea de Política Regional, Corina Cretu, a la que planteó la necesidad de ampliar fondos estructurales en este sentido e incluir la cuestión demográfica en la revisión del marco financiero plurianual.