Log in

LA JUNTA APRUEBA UNA LÍNEA DE AYUDA A LAS EMPRESAS

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la convocatoria del Programa Garantía +55, una de las líneas de trabajo del Plan Extraordinario por el Empleo, destinado al colectivo de mayores desempleados de 55 años que está percibiendo un subsidio por parte del SEPE de 426 euros, así como la orden de bases del Programa Innova Adelante, incluida en el Plan Adelante 2016-2019.
 
Así lo ha detallado esta mañana la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, quien ha subrayado que ambas son “dos líneas de trabajo muy positivas”, por las que se ha mostrado “satisfecha como consejera por ver cómo los proyectos se van materializando y cómo llegamos a las empresas para fortalecerlas, en un marco de cierta incertidumbre económica; pero también apostando por el empleo como una de las principales necesidades que tiene nuestra comunidad, con la puesta en marcha de este Programa Garantía +55”. Al respecto, ha animado a participar a ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro de la región, desde el día siguiente a la publicación de esta orden en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, “porque el desempleo es un problema de todos y, además, la financiación es cien por cien de la Junta de Comunidades”, como ha subrayado.
 
Respecto al programa Innova Adelante, incluido en el  Plan Adelante 2016-2019, el Gobierno regional ha aprobado hoy la orden de bases de una iniciativa que contará con una dotación económica para este año 2016 de 3 millones de euros, “destinados fundamentalmente a las pymes, a las medianas empresas y también hemos incorporado en algunas líneas de ayudas a las grandes empresas, porque entendemos que la innovación es una de las asignaturas pendientes en nuestra comunidad autónoma y es un elemento diferenciador que puede hacer que nuestras empresas mejoren en competitividad”, como ha asegurado Patricia Franco.
 
Este programa de ayudas también busca el impulso de estrategias empresariales colaborativas, y el desarrollo de los sectores estratégicos de especialización inteligente de la región, como ha explicado la consejera,  para proyectos cuya ejecución sea de diez meses, con una inversión máxima de 250.000 euros y ayudas que cubren entre el 25% y el 70% de la inversión total.
 
Como ha detallado la consejera, los proyectos o actuaciones subvencionables son tres. Por un lado, una línea de apoyo a la innovación empresarial que incluye la realización de proyectos de desarrollo experimental, estudios de viabilidad, proyectos de innovación en procesos y organización, y servicios de consultoría y apoyo a la innovación en favor de las pymes.
 
En segundo lugar, la orden contempla una línea Innova-joven de apoyo a nuevas iniciativas empresariales de carácter innovador, destinada a pequeñas empresas que tengan como máximo 4 años de vida y que incluye actuaciones que implican la maduración y crecimiento de sus proyectos innovadores, tales como planes de innovación, búsqueda de patentes y homologaciones de producto, obtención de certificaciones o la utilización de locales u espacios de coworking.
 
Por último, la línea Colabora-Adelante propiciará proyectos de colaboración entre empresas, a través de los cuales compartan capacidades y recursos para afrontar retos y oportunidades comunes. Esta línea incluye iniciativas de desarrollo experimental en cooperación y actuaciones para la formalización de nuevos clusters.
 
Garantía +55
 
En cuanto al programa Garantía +55, como ha recordado Patricia Franco, éste contempla una dotación económica de 9,8 millones de euros, procedentes de fondos propios, para los ejercicios 2016 y 2017, “cuyo objetivo es llegar a 3.100 personas beneficiarias mayores de 55 años que estén percibiendo la prestación del SEPE de 426 euros”. Como ha indicado, “en la actualidad tenemos en nuestra región 14.190 personas que son perceptoras de este subsidio, con lo que estaríamos alcanzando al 22% de la población mayor de 55 años en esta situación”.
 
Tras su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, que está prevista para la próxima semana, los ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro tendrían 20 días para presentar proyectos vinculados a actividades tan diversas como la colaboración, conservación y mantenimiento del medio natural, huertos ecológicos urbanos, etc; la mejora de la infravivienda y condiciones de vida; las actividades relacionadas con la difusión y el conocimiento del patrimonio histórico-artístico; la atención a personas en riesgo de exclusión social; el acompañamiento a personas de la tercera edad; la atención a personas enfermas u hospitalizadas; la información y promoción turística y cultural; la atención de bancos de alimentos y comedores sociales; el apoyo y colaboración con el movimiento asociativo local; el desarrollo de talleres de apoyo educativo de refuerzo extraescolar; el apoyo a personas o familias en riesgo de exclusión; la participación en programas de respiro para cuidadores de personas dependientes y actividades vinculadas al ocio y tiempo libre.
 
El perfil de los posibles beneficiarios de este programa, “que son personas que realizaran trabajos colaborativos, además de recibir una formación y reincorporarse al mercado laboral, con carácter voluntario, es el de un varón de 47 a 59 años, un 59% sin la ESO, y respecto a la actividades que han realizado, mayoritariamente vienen del sector de la construcción, la Administración Pública, y la Agricultura”. En cuanto al reparto demográfico, los 14.190 posibles beneficiarios del Plan se distribuyen con 4.899 personas de la provincia de Toledo; 3.051 de  Ciudad Real;  2.578 de Albacete, 1.162 en Guadalajara y 1.163 en Cuenca. Por municipios, los que más personas cuentan con este perfil son Albacete, seguido de Talavera de la Reina, Guadalajara, Ciudad Real, y Puertollano.
 
Como ha señalado la consejera, “las adscripciones voluntarias al Plan tendrán una duración de seis meses y podrán prolongarse en próximas convocatorias”. La consejera ha querido destacar, por último y de manera especial, la posibilidad de que, en aquellos proyectos emprendidos por las entidades beneficiarias que incluyan a más de cinco personas, sea posible contratar a formadores u orientadores, también desempleados de larga duración, de modo que, por proyectos mayores de cinco años habrá una ayuda de 15.000 euros para su contratación.
 
“Creemos que es un proyecto bonito por lo que tiene de colaboración social y por la respuesta a las demandas que nos han presentado dentro de las mesas del Pacto por la Recuperación Económica”, ha indicado Patricia Franco, antes de destacar “el trabajo tan ágil que están realizando los funcionarios de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo que han pasado de desarrollar muy pocas iniciativas en los últimos años a poner en marcha un gran número de ellas”.
 
En esta línea, ha recordado que ya hay “14.100 personas que han mejorado su empleabilidad gracias al Plan Extraordinario por el Empleo” y que “estamos siendo muy ágiles en los pagos a ayuntamientos, pues hoy sólo restan1,5 millones por pagar a día de hoy”.