Log in

BOOKING CASI ARRUINA LAS VACACIONES DE UN MANCHEGO, LA DENUNCIA

FACUA Castilla-La Mancha ha logrado que la portales web de viajes Atrápalo y Booking renuncien a cobrar 1.838 euros por unas vacaciones en Benidorm en régimen todo incluido a un usuario, apenas días después de que éste las hubiera contratado por 930.

Leandro López Rodríguez, socio de FACUA Castilla-La Mancha, formalizó el pasado 6 de mayo una reserva en los apartamentos Levante Club, ubicados en la localidad alicantina, de siete noches para cuatro personas con comidas y bebidas incluidas. Tras cerrar a través de la web el pedido, Atrápalo le remitió por correo electrónico la confirmación del mismo.

Sin embargo, ocho días después, el portal Booking, que es quien finalmente fija y "garantiza" los precios (Atrápalo actúa como mediador) de los hoteles, se dirigió a Leandropara comunicarle que en la oferta inicial había un "error" en el precio final, y que éste en realidad era de 1.838,06 euros. Booking le ofreció un descuento del 10% sobre esa tarifa o bien reducir el régimen de todo incluido por el de sólo alojamiento. Dos opciones que el usuario se negó a aceptar.

Por ello, Booking comunicó que anulaba unilateralmente la reserva de dicho usuario a Atrápalo, y ésta trasladó la decisión a Leandro. "Dado que ninguna de nuestras propuestas tras un error obvio (en el precio) ha sido de su agrado, su reserva será anulada", zanjaba Booking en su carta.

El socio de FACUA Castilla-La Mancha comunicó la incidencia a la asociación, la cual reclamó por escrito tanto a Atrápalo como Booking recordando lo establecido por el Real decreto 1/2007, del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores, que protege los derechos básicos de éstos, "en particular frente a las prácticas desleales y la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos".

La asociación también apeló al Artículo 1.256 del Código Civil, el cual estipula que "la validez y el cumplimiento de los contratos no puede dejarse al arbitrio de uno de los contratantes". Y de igual modo hizo con el 1.258 del mismo cuerpo normativo: "Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley".

Amenazas y presiones

Finalmente, y tras atender la reclamación de FACUA Castilla-La Mancha, Atrápalo comunicó al usuario que se le respetaría el precio por el que inicialmente formalizó su reserva en el hotel, esto es, 929,77 euros, sin tener que variar tampoco el régimen de alojamiento.

Con todo, y pese a que pudo realizar su viaje sin incidencias, Leandro asegura que la experiencia ha sido pésima. "Yo ya me había organizado mis vacaciones con tiempo, pero me encontré con esto de repente. Booking se dedicó a amenazarme para que aceptase sus alternativas, pero yo sólo quería que me respetasen el precio. Lo he pasado muy mal", asegura el socio de FACUA Castilla-La Mancha. 

"Atrápalo al menos dio la cara. Ellos actúan como mediador poniendo la web, que es como el escaparate, pero es Booking quien fija los precios y la que no ha cumplido. Si cometes un error, debes responder. Y ellos no lo han hecho. Mientras me forzaban a aceptar lo que me ofrecían, yo veía que el tiempo pasaba y el precio de la reserva subía. Por eso temía que al final iba a tener que pagar mucho más. Quiero que se sepa cómo actúa Booking y que esto sirva para que no le pase a nadie más", ha denunciadoLeandro nada más regresar de sus vacaciones.