Log in

LA JUNTA PERSEGUIRÁ LAS IRREGULARIDADES TURÍSTICAS EN ESTABLECIMIENTOS

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha abordado el desarrollo del Plan anual de Inspección Turística con responsables de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social regional, con el objetivo de coordinar las actuaciones de ambas instituciones de cara a lograr un mayor control de las irregularidades en este ámbito dentro de la comunidad autónoma.

Así lo han tratado, durante una reunión de trabajo, la directora general de Turismo, Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández Samper, el director territorial de la Inspección de Trabajo regional, Juan Díaz Rokiski, y la jefa servicio de la Inspección de la Seguridad Social en Toledo, junto a miembros del equipo de Turismo de la Consejería, un encuentro en el que también han establecido los protocolos básicos de actuación conjunta de estas instituciones, con una labor muy destacada de los diez inspectores con los que cuenta la Dirección General de Turismo, Comercio y Artesanía en las cinco provincias de Castilla-La Mancha.

El objetivo de este Plan anual de Inspección Turística, que se ha publicado en mayo, “tras cuatro años sin que viera la luz”, como ha afirmado Fernández Samper, “es luchar contra los incumplimientos de la normativa  laboral y de la seguridad social, y velar por el respeto de la normativa turística, todo ello contando con la colaboración de la Administración local y otras administraciones”.

En este sentido, Fernández Samper ha hecho especial hincapié en la importancia de hacer seguimiento sobre la realización de actividades como guía turístico o de turismo activo, entre otros asuntos.

Asimismo, la directora general ha puesto en valor “la necesidad de trabajar con las Administraciones locales, que son quienes están más cerca de las necesidades en cada pueblo y ciudad en el ámbito turístico”.